Contador

Hinchazón y exceso de sudoración, principales problemas de los pies en primavera

Aconsejan visitar al especialista una vez al año
ARCHIVO
Publicado 11/05/2017 17:13:30CET

VALÈNCIA, 11 May. (EUROPA PRESS) -

El Ilustre Colegio Oficial de Podólogos de la Comunidad Valenciana (ICOPCV) recomienda la utilización de un calzado transpirable durante la temporada de primavera y verano para combatir los principales problemas que padecen los pies en esta época del año: la hinchazón y el exceso de sudoración.

Con la llegada del buen tiempo, los profesionales constatan que deja de utilizarse un calzado más cerrado por otro más fresco, por lo que han lanzado una serie de pautas para evitar poner en riesgo la salud del pie, según ha informado la entidad colegial en un comunicado.

Como paso principal, el ICOPCV aconseja realizar una visita al podólogo para explorar los pies detenidamente y comprobar que no existe ninguna patología que se podría agravar más en verano.

Además, es fundamental que el especialista elimine posibles durezas, helomas u otras patologías dérmicas, así como dar el tratamiento adecuado para evitar las dolorosas grietas en los talones.

También hay que realizar un buen corte y limado de uñas para realzar su estado natural tras el pulido y poder detectar a tiempo cualquier anomalía como los hongos.

Con el progresivo aumento de las temperaturas, es aconsejable utilizar un calzado que sea transpirable y que no permita que se quede el calor estancado en el mismo, ya que si esto sucede se favorece la sudoración, el reblandecimiento de la piel y propiciar también la aparición de hongos.

OJOS DE POLLO Y JUANETES

De hecho, la llegada de los primeros golpes de calor provoca que los pies comiencen a hincharse y que el exceso de sudoración les afecte, como ha explicado la vicepresidenta del Colegio de Podólogos, Estefanía Soriano.

Esto propicia un mayor número de consultas por dolor debido a la existencia de 'ojos de pollo' entre los dedos o dolor en juanetes existentes, por ejemplo. En general, "es el momento en el que el paciente toma conciencia de los problemas causados en los pies por no haberlos cuidado durante el resto del año", ha señalado.

ROCES POR DEJAR DE USAR CALCETINES

Otro de los principales problemas en esta época del año es el uso de calzado de entretiempo y el abandono del uso de calcetines, lo que provoca que el pie esté en contacto directo con el zapato y favorece un exceso de roce.

En caso de que el calzado no sea confortable y el pie esté adecuadamente tratado e hidratado, podría causar la aparición de rozaduras, ampollas y otras lesiones dérmicas", ha advertido la profesional.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter