Experto recuerda que los aumentos de pecho son cirugía mayor y requieren de cuidados en consecuencia

Aumentos de pecho, cirugía estética
FLICKR
Publicado 04/05/2018 13:33:30CET

MADRID, 4 May. (EUROPA PRESS) -

La cirugía estética, entre la que se encuentran los implantes mamarios, es cirugía mayor, "por lo que requiere de los mismos profesionales, medios, estudios previos y protocolos, así como de los materiales de última generación", ha explicado el especialista en la materia, el doctor Enrique Pérez Luengo.

A pesar de que los aumentos de pecho gozan de seguridad, "la gran cantidad de información que circula por la red, incluso sin certificado de calidad, puede llegar a desconcertar a muchas de las mujeres" que valoran la posibilidad de someterse al procedimiento, ha indicado el doctor.

En este sentido, las clínicas 'low cost' que han proliferado durante los últimos años elevan el riesgo de la paciente que se somete a la operación. "Programar este tipo de cirugía en un medio hospitalario adecuado, con los últimos avances y cuidados estándar, hace que la incidencia de complicaciones sea realmente baja", ha explicado el doctor.

Además, la proliferación de las operaciones en este tipo de clínicas implica una menor durabilidad de los implantes, que en el imaginario colectivo se sitúa en diez años. No obstante, según diversas investigaciones científicas, el índice de ruptura a los diez años es bajo, se sitúa en el 5 o 6 por ciento.

Por lo tanto, alrededor del 95 por ciento de las operadas tendrán sus implantes íntegros a los 10 años. "Los implantes han de cambiarse solo si hay constancia de ruptura", ha apuntado el doctor Pérez Luengo, si no "podrían durar décadas".

CÓMO SABER SI SE HAN ROTO

La mayoría de las veces, "la paciente no nota nada cuando se romple la cápsula, aunque puede cambiar levemente la forma o la firmeza del pecho", ha especificado el especialista. También puede aparecer un proceso inflamatorio leve en el pecho afectado.

"Pero el diagnótico sospecha sólo puede llevarse a cabo con una palpación cuidadosa", ha matizado, aunque la ecografía y la mamografía pueden conseguir un diagnóstico, pero hay muchos casos de diagnósticos falsos negativos y falsos positivos.

Así, la prueba que definitivamente inclinará la balanza hacia un diagnóstico u otro es la resonancia magnética mamaria, según el doctor. No obstante, no será necesario planear la intervención para hacer el recambio de manera urgente puesto que el gel cohesivo que rellena las prótesis modernas minimiza las posibilidades de expansión del gel.

Contador
Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.