Evitar cambios bruscos de temperatura es clave para los pacientes con enfermedades respiratorias en invierno

Resfriado
CEDIDA POR CARMEN ESPINOSA
Publicado 16/01/2018 12:47:41CET

MADRID, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

En invierno los pacientes con EPOC, asma o fibrosis pulmonar idiopática pueden empeorar debido a que los cambios de temperatura facilitan la aparición de procesos virales, por lo que evitar cambios bruscos de temperatura y mantenerse bien hidratado puede ser clave para su salud respiratoria, según los especialistas de Boehringer Ingelheim.

Asimismo, el vicepresidente de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), Diego Vargas, ha señalado que este periodo tiene "más afluencia de pacientes con problemas respiratorios", sobre todo "desde el mes de diciembre hasta finales de febrero y va asociada a cuando la epidemiología de la gripe es más frecuente".

El especialista además advierte que, "los enfermos respiratorios empeoran cuando hay largos periodos sin lluvia ya que se produce una alta concentración de polución ambiental, debido a la carga de combustión por el elevado consumo de energía. Las impurezas en el aire acaban afectando a todos los pacientes respiratorios. En el caso de la EPOC, además del tabaco, la contaminación medioambiental no es solo causa de la enfermedad sino que además agudiza la patología".

Por ello, señala que es "muy importante" las herramientas de prevención primaria como a campaña de vacunación de la gripe y otras como la vacuna antineumocócica para prevenir la neumonía.

Así como no interrumpir la medicación, ya que así se evita una agudización de procesos respiratorios crónicos como la EPOC o el asma, siguiendo la medicación crónica pautada.

Además, se debe estar alerta a los síntomas de la enfermedad crónica, como el mento de cansancio, incremento de disnea ante las actividades diarias o empeoramiento de la tos y de la expectoración, cambio de coloración del esputo o aparición de fiebre.

"Desde Boehringer Ingelheim tenemos la voluntad de estar cada vez más cerca del paciente respiratorio, no solo para ofrecerle las últimas innovaciones terapéuticas sino para involucrarle en el autocuidado de su salud, de forma que no se resigne ante síntomas de empeoramiento y acuda siempre a su especialista para mantener controlada su patología, de la forma más adecuada posible", concluye el director médico de Boehringer Ingelheim España, Holger Gellermann.