Reducción de pecho: octava intervención estética más demandada

El dolor de espalda postural es el principal motivo de las reducciones de pecho

Operación de Cirugía de Mama
Foto: EUROPA PRESS
Actualizado 17/03/2015 17:17:27 CET

MADRID, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El dolor de espalda es el principal motivo de las reducciones de pecho, según ha informado la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), quien ha comentado que una de cada 20 españolas que recurren a la cirugía plástica lo hacen para someterse a esta operación.

   En concreto, la reducción de mamas es la octava intervención estética más demanda por las mujeres en España, con un 4,8 por ciento del total, casi al mismo nivel que la rinoplastia (con un 5,7%) y por encima de una intervención tan conocida como el 'lifting' facial (3%).

   "Frente a la creencia habitual de que el dolor de espalda de las mujeres con el pecho grande se debe al peso de éste, el motivo principal hay que buscarlo en las medidas posturales que adoptan para disimularlo, unas medidas de encorvamiento que son las que generan las molestias, sobre todo en las zonas cervical y dorsal alta. Si fuera por el peso, los hombres con una masa muscular elevada en los pectorales padecerían el mismo dolor", ha comentado el secretario general de la SECPRE, César Casado.

   Además del dolor de espalda, otras razones por las que las mujeres se someten a una reducción mamaria son la aparición de eccemas o de intértrigo (inflamación de la piel en los pliegues de éste) en los surcos submamarios, la excesiva presión y las marcas acusadas de los tirantes del sujetador en los hombros o las dificultades para la práctica de ejercicio físico.

DERIVADAS DE AP, TRAUMATOLOGÍA O REUMATOLOGÍA

   Por todo ello, es frecuente que las pacientes lleguen a las consultas de los cirujanos plásticos derivadas por sus médicos de Atención Primaria o por otros especialistas como traumatólogos o reumatólogos. Asimismo, existen patologías como la denominada hipertrofia mamaria virginal' que, aunque benigna, hace recomendable una reducción.

   Desde el punto de vista quirúrgico, las intervenciones de reducción mamaria conllevan la extirpación de partes de la glándula mamaria y de grasa y la recolocación del tejido sobrante. De hecho, van acompañadas mayoritariamente de intervenciones complementarias de elevación del pecho, cuyo objetivo es la reubicación de las areolas y los pezones.

   Su duración oscila entre las dos y las cuatro horas, dependiendo del volumen del tejido a extirpar, se efectúan con anestesia general y su postoperatorio es cómodo e indoloro al no afectar en ningún momento a los músculos pectorales.

   "Por su condición de intervención quirúrgica, las pacientes deben asegurarse de que la reducción mamaria se realice exclusivamente en un quirófano de un centro hospitalario o una clínica y de que el profesional que se la practique tenga la correspondiente titulación oficial de especialista en cirugía plástica, reparadora y estética, cuya obtención requiere, entre otras cosas, un periodo de residencia de cinco años", ha zanjado el presidente de la SECPRE, Cristino Suárez.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter