CUIDANDO LA DIETA, EL SUEÑO Y LA PIEL

Decálogo para vivir sano y sentirse bien

Felicidad, bienestar, salud
GETTY/NIKOLA MICIC
Publicado 21/05/2016 8:12:31CET

   MADRID, 21 May. (EUROPA PRESS) -

   Hay quienes sueñan con el elixir de la eterna juventud y otros que buscan continuamente métodos o recomendaciones para disfrutar de una vida plena y saludable. Para intentar guiarnos en ese camino la farmacétuica Meritxell Martí acaba de publicar su primer libro 'Vivir sano, sentirse bien'.

   Se trata de un gran manual de bienestar y salud que "nos da la respuesta más adecuada para grandes y pequeñas preocupaciones que surgen a lo largo de la vida". De momento, aquí nos resume en un decálogo las principales claves para conseguirlo.

   1. Los alimentos son nuestra fuente principal de energía. Al digerirlos y metabolizarlos, nos aportan los nutrientes necesarios para recuperar la vitalidad y evitar el cansancio. Los alimentos que poseen mayor calidad alimenticia son los más asimilables y beneficiosos para el organismo, según esta experta, que recuerda que "para combatir el cansancio, necesitamos recuperar la energía perdida mediante el descanso y una dieta equilibrada".

2. Dormir es imprescindible para la supervivencia del ser humano. Por ello, hay que procurar seguir la misma rutina cada día, en la que el cuerpo se acostumbre a un horario. "Para poder desconectar realmente es preciso saber relajarse, olvidando las preocupaciones y obligaciones pendientes antes de irse a la cama", explica Martí.

   3. Para perder peso, nuestro cuerpo debe eliminar las reservas que contiene nuestro organismo. Las reservas se encuentran almacenadas en forma de acúmulos de grasa, de modo que "al adelgazar vamos a disminuir tanto el volumen como el peso". Es decir, para perder los kilos de más, necesitamos disminuir lo que ingerimos, aumentar lo que quemamos o cambiar nuestro modo de alimentación.

   4. El movimiento y el ejercicio físico es fundamental para estimular la circulación. Además, durante la realización de actividad física, la sudoración también ayuda a eliminar agua del organismo. "El mejor aliado para drenar correctamente es el ejercicio aeróbico", como la bicicleta o la máquina elíptica, ya que estimulan la musculatura, según esta experta, que también recuerda que el yoga y los estiramientos estimularán nuestra elasticidad y flexibilidad, relajando nuestro cuerpo para mejorar el drenaje.

   5. Una dieta sana tiene que ser equilibrada, no muy alta en calorías y variada. Hay que eliminar productos o alimentos tóxicos o poco naturales y productos que sepamos que nos van a perjudicar por algún problema o carencia que padezcamos. Para ello hay que incorporar 5 porciones de frutas o verduras diarias, y "no podemos olvidarnos de comer ordenadamente, siguiendo horarios y porciones".

6. Si queremos conseguir una buena digestión, debemos controlar algunos factores. Los alimentos que se ingieren, la velocidad a la que comemos, la capacidad de los órganos para segregar las sustancias y la integridad de los órganos que están implicados.

   7. El colágeno es la proteína más abundante del cuerpo humano, y representa un 6 por ciento del peso corporal. Con la edad y como consecuencia de la reducción de la velocidad de los diferentes procesos metabólicos, este colágeno se va perdiendo, recuerda esta farmacéutica. Para evitar su destrucción o pérdida tenemos que combatirlo con suplementos o alimentos que actúen directamente contra ellos, como son los antioxidantes.

8. Los "superalimentos" se denominan así porque tienen un alto contenido en fitonutrientes que pueden aportar numerosos beneficios para la salud, que ayudan a prevenir y reducir la inflamación, disminuyen los niveles de colesterol, protegen contra el cáncer y preservan la salud digestiva. Algunos de los "superalimentos" son el cacao, los ajos, las alubias y las lentejas, la soja, los vegetales verdes, los frutos secos o los yogures.

   9. El problema del acné puede estar ocasionado por diversos motivos, como falta de higiene, cambios de temperatura, cambios hormonales, estrés, falta de sueño, mala alimentación, alergia, o uso de cosméticos inadecuados. Para evitar la aparición de impurezas en la piel, es imprescindible dejar que el poro esté libre, esta experta cree que lo mejor es limpiar la cara con espuma y aclarar con agua por la mañana y por la noche, extremando la higiene ante el acné. El tónico es otro de los elementos imprescindibles en la rutina diaria de nuestro cutis.

   10. Para tener una piel bonita se debe recurrir a la exfoliación. Martí la aconseja al menos una vez a la semana y en las pieles más grasas, dos veces a la semana, preferiblemente por la noche, justo después de la limpieza. Otro complemento para tener una piel radiante en poco tiempo es la mascarilla, es un tratamiento de choque de uso puntual. Las mascarillas son un tratamiento 'flash' que reparan la piel en mayor profundidad cuando la piel está especialmente estropeada. Se pueden utilizar una vez a la semana, cada quince días o cuando se note que el cutis la necesita.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter