Dan un paso más hacia una protección solar duradera

Tomar el sol, crema solar
GETTY
Publicado 04/04/2017 7:19:36CET

   MADRID, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

   En un mundo perfecto, las personas se volverían a aplicar el protector solar cada dos horas para proteger su piel de la dañina radiación solar; pero en la realidad, pocas personas siguen las directrices de volver a aplicarse crema de protección solar y los que lo hacen, lo hacen a regañadientes. Para desarrollar protectores solares de mayor duración, los investigadores están tratando de responder a una pregunta básica: ¿cómo funcionan los ingredientes de los protectores solares?

   "Los protectores solares han existido durante décadas, por lo que cabe pensar que sabemos todo lo que hay que saber sobre ellos, pero en realidad no es así", dice Vasilios Stavros, de la Universidad de Warwick, en Reino Unido. "Si entendemos mejor cómo las moléculas de la pantalla solar absorben la luz, entonces podremos manipular las moléculas para absorber más energía y proteger las moléculas de la degradación. Si la molécula no se descompone, no hay necesidad de volver a aplicar el protector", añade este experto.

   Un protector solar típico vendido en una farmacia contiene muchos ingredientes diferentes, explica Stavros, cuyo trabajo se presenta este domingo en la 253 Reunión Nacional y Exposición de la Sociedad Química Americana, que se celebra en San Francisco, Estados Unidos. "Queríamos descomponer estas lociones y cremas como un rompecabezas, coger uno de los ingredientes y entenderlo desde un punto de vista molecular sin interacciones de las otras partes componentes", describe.

   Stavros y su equipo comenzaron centrándose en los ingredientes de protección solar llamados filtros químicos, que son moléculas que absorben la luz UV. Hasta ahora, han estudiado diez filtros químicos comunes. Cuando estas moléculas absorben energía del sol, explica Stavros, entran en un estado electrónico excitado y es probable que otras moléculas se quiebren bajo el resplandor del sol, a veces liberando peligrosos radicales libres.

   Pero en lugar de romperse, los filtros químicos pueden menearse y sacudirse a sí mismos para volver de nuevo a un estado fundamental más estable, liberando energía como calor inofensivo. El problema es que estos filtros químicos pueden fallar, romperse en pedazos o quedar atrapados en el estado excitado.

EL 10 POR CIENTO DE LAS MOLÉCULAS DE UN INGREDIENTE, EXCITADAS CON LA LUZ

   Para averiguar cómo prevenir la disfunción del filtro químico, el equipo utilizó láseres para simular la energía solar y controlar el flujo de energía a través de los filtros químicos a medida que las moléculas pasan del estado fundamental hasta el estado excitado y viceversa (o no). Los investigadores encontraron que alrededor del 10 por ciento de las moléculas del ingrediente de los protectores solares oxibenzona se bloquea en un estado excitado cuando el láser brilla.

   "Cuando ese filtro químico está en un estado excitado, sus átomos están girando alrededor de ciertos enlaces --describe Stavros--. Si podemos manipular esta rotación añadiendo diferentes grupos químicos, podríamos ayudar a la molécula a encontrar su camino de regreso al estado fundamental", dice, señalando que planean trabajar en este proyecto pronto.

   Además, los científicos están comenzando a estudiar los filtros en un contexto que es más similar a un protector solar real, en lugar de en aislamiento. "Estamos aumentando la complejidad molecular, construyendo el rompecabezas", dice Stavros, quien añade que analizar los datos ha sido un desafío. Al final, los análisis de datos y las manipulaciones químicas deberían arrojar más luz sobre cómo los protectores solares protegen contra el daño solar para que los investigadores puedan desarrollar mezclas duraderas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter