Cynosure lanza el primer láser fraccional no ablativo que elimina las estrías y cicatrices

Cynosure
CYNOSURE
Actualizado 07/10/2014 10:23:10 CET

MADRID, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

Cynosure ha presentado este miércoles el primer láser fraccional no ablativo, único en el mundo, autorizado por la Agencia Nortemericana del Medicamento (FDA, por sus siglas en inglés) para eliminar las estrías y cicatrices de manera eficiente y segura.

Se trata de la pieza de mano láser de Erbio 1540 para la plataforma ICONTM. Los haces de luz láser inciden en columna sobre la estría o cicatriz, provocando la producción de colágeno y elastina, ayudando a mejorar el color y la textura de la estría, dejando la zona más suave y reduciendo la marca en la piel.

El proceso puede durar aproximadamente 15 minutos, aunque depende de la zona a tratar. Puede percibirse una leve sensación de calor durante el tratamiento que desaparece en pocas horas. Sin efectos secundarios, una vez finalizada la sesión se experimenta un leve enrojecimiento y una ligera inflamación en la zona tratada, que desaparece a las pocas horas. Permite la incorporación inmediata a las actividades diarias.

La doctora Paloma Cornejo Navarro, jefa de la Unidad de Dermatología del Instituto Médico Láser (IML), ha explicado que el protocolo que se realiza es de 4 sesiones espaciadas cada una un mes; tras ese tiempo esperamos 3 meses para revisar al paciente y ver el resultado obtenido, ya que "la remodelación del colágeno se prolonga durante bastante tiempo una vez realizada la última sesión".

"Una vez valorado el resultado obtenido se puede decidir realizar alguna sesión complementaria", explica Cornejo Navarro, quien ha explicado que las zonas habituales en las que tienden a localizarse estas antiestéticas marcas y cicatrices son: glúteos, muslos, piernas, cadera, vientre, senos, espalda o brazos.

Inicialmente, cursan como bandas inflamadas, sobreelevadas rojo-vinosas y, con el transcurso del tiempo, pasan a ser cicatrices blanquecinas, normalmente de un color más claro que la piel circundante.

Las estrías son uno de los problemas que más preocupa a las mujeres. Son atrofias cutáneas en forma de líneas alargadas y finas que aparecen en la piel de zonas corporales expuestas a estiramiento o tensión. Estas antiestéticas marcas se producen por cambios bruscos de peso, programas de ejercicio para adelgazar o una dieta desequilibrada que deriva en sobrepeso, e incluso durante la pubertad motivadas por los cambios hormonales y desarrollo de la mujer.

"Las estrías son la consecuencia de la fractura de la piel debido a verse sometida a una tensión superior a la que puede soportar. Lo que ocurre es similar a si coges una bolsa de plástico y tiras de ambos extremos a la vez. Aunque el plástico es flexible, en el centro aparece una zona de debilidad y afinamiento. Para reparar la fractura de la piel, el cuerpo genera tejido cicatricial visible", explica.

Algunos hombres manifiestan la aparición de las estrías en la pubertad. "Esto es debido al gran crecimiento brusco propio de esta edad. Otros varones sufren su aparición cuando musculan rápidamente en el gimnasio y, por supuesto, aparecen también en aquellos que sufren obesidad, debido al aumento de peso y la distensión prolongada e intensa que sufre la piel", añade.