El 40% de cirugías conservadoras tienen resultados "pobres"

Tras un cáncer de mama, ¿cirugía conservadora de pecho o mastectomía y reconstrucción?

Barcelona Breast Meeting 2016
EUROPA PRESS
Actualizado 16/03/2016 14:07:53 CET

BARCELONA, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Entre el 30% y el 40% de las pacientes con cáncer de mama que se han sometido a una cirugía conservadora del pecho han obtenido "resultados pobres", según un estudio realizado en Francia y recogido este martes en el congreso Barcelona Breast Meeting (BBM) 2016.

   Lo ha dicho el director del Servicio de Cirugía Plástica del Sant Pau, Jaume Masià, junto al director del Department of Plastic and Reconstructive Surgery at Guy's and St Thomas' Hospital in London, Jian Farhadi, en rueda de prensa para presentar el congreso.

   Masià ha defendido "revisar" la opción de conservar la mama en favor de la reconstrucción del pecho y de las mastectomías, por lo que pedirá que se incluya en las guías de la Conselleria de Salud sobre cáncer de mama.

   La cirugía conservadora, impulsada en los años 80, garantiza el tratamiento oncológico correcto y permite mantener la forma de la mama para mantener la calidad de vida, si bien entre el 30% y el 40% de los casos no logran buenos resultados, es decir, "tienen asimetría de forma y tacto que condiciona la vida normal de la paciente", según Masià.

MÁS DE UN 60% DECIDE CONSERVAR

   Entre un 60% y un 70% de las mujeres con cáncer de mama optan por cirugía conservadora: "Deberíamos hacer más mastectomías y cirugía conservadora con reconstrucción parcial", ha afirmado el doctor, si bien no ha querido concretar en qué proporción, puesto que este hecho dependerá también de las circunstancias de las pacientes.

   Masià ha alertado de que la conservación puede conducir a un tratamiento más largo con más controles porque hay más riesgo de recaída, lo que se evitaría con la reconstrucción inmediata o una mastectomía porque aseguran "un tratamiento más corto y se garantiza curar a la paciente y calidad de vida", ahorrando costes personales y sanitarios.

   Ademas, ha explicado que esta técnica tiene un mayor riesgo de recurrencia del cáncer con entre un 6% y un 8%, frente a un 2% de las pacientes que se someten a una mastectomía, aunque la supervivencia es la misma.

CIRUJANOS PLÁSTICOS EN LAS UNIDADES

   Ha criticado la ausencia de cirujanos plásticos en unidades de tratamiento de cáncer de mama de hospitales pequeños del territorio, como por ejemplo sucede en el Hospital de Tortosa, si bien en Barcelona hay cirujanos plásticos en todos los hospitales.

   "En la toma de decisiones del cáncer de mama el cirujano plástico tiene que estar presente porque está formado en reconstrucción mamaria", ha reivindicado Masià, al señalar la discriminación que supone entre pacientes que no se proporcione este servicio en algunos centros de fuera de la capital catalana.

DOS EXPERIENCIAS

   La paciente Partricia Pérez, a quien se diagnosticó un tumor a los 31 años --hace 13 años-- tuvo que pasar por dos operaciones debido a la "mala praxis" de un médico no especializado en cirugía plástica, que le puso un implante parcial --había optado por la conservación-- después de haber sido irradiada.

   Esta situación obligó a hacer una posterior mastectomía con reconstrucción mediante tejido propio, si bien la afectada ha sostenido: "Yo no me hubiera hecho mastectomía desde el principio porque para mí tener dos pechos era primordial. No me podía mirar al espejo y ver un trozo sin piel".

   Concepció Bosch, de 67 años, pasó cuatro años y medio con un 30-35% del pecho debido a la lista de espera para reconstruir la mama, y finalmente fue operada el pasado febrero: "No había ido más a la playa, con lo que me gusta el sol", ha lamentado la mujer.

   El congreso Barcelona Breast Meeting (BBM) está organizado por el Hospital Sant Pau y el Hospital del Mar de Barcelona, y reunirá a 30 expertos mundiales desde este miércoles y hasta el viernes.

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.