Beneficios de la terapia biofotónica para el tratamiento del acné en la mujer madura

Terapia biofotónica para el tratamiento del acné en la mujer madura
INSTITUTO DE DERMATOLOGÍA INTEGRAL
Publicado 11/07/2018 17:17:18CET

   MADRID, 11 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El director del Instituto de Dermatología Integral, Miguel Sánchez Viera, ha destacado los beneficios que aporta la terapia biofotónica para el tratamiento del acné y las cicatrices producidas por el mismo en la mujer madura.

   Consiste en la aplicación de un gel, que emite una fluorescencia, al ser estimulado por una fuente de luz (láser o LED), y que actúa como transmisor sin dañar la piel, ni ser absorbido por ella. La fluorescencia que se emite provoca una reacción que consigue eliminar la inflamación producida durante los brotes de acné y las cicatrices de brotes anteriores, gracias a que eliminar la bacteria 'Propionibacterium acnés'.

   Esta bacteria coloniza las glándulas sebáceas en las que hay un aumento anormal de la secreción sebácea y, junto con la acumulación de leucocitos, provocan las pápulas, pústulas o nódulos, propios del acné inflamatorio. Asimismo, la nueva técnica estimula la producción de colágeno (multiplicando por 400 la producción normal) con el objetivo de contribuir a la reparación de las cicatrices que provoca el acné.

   “Una de las ventajas de la nueva terapia biofotónica es que actúa produciendo dos efectos a la vez: parar el brote, eliminando la inflamación que el paciente tiene en la fase aguda, y mejorar de forma importante cicatrices anteriores”, ha dicho el experto, para informar de que se puede utilizar en cualquier época del año, incluido el verano, al no ser un tratamiento invasivo y no ser fotosensibilizante.

   Este tratamiento no es doloroso, el paciente sólo siente una sensación de calor en la piel y, en total, desde la limpieza previa, la terapia biofotónica y la posterior limpieza de la cara y aplicación de crema hidratante con fotoprotección, el tratamiento dura aproximadamente 30 minutos.

   a duración estándar del tratamiento es de dos sesiones semanales durante 6 semanas. “Sin embargo, dada su inocuidad, permite que los pacientes con agendas muy apretadas puedan darse dos sesiones seguidas, y reducir la duración del tratamiento. En algunos casos se emplea alguna sesión de mantenimiento para evitar la reaparición del acné, aunque los estudios muestran un efecto muy duradero", ha zanjado Sánchez Viera.

Contador
Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.