HAY MENOS OBESOS QUE SE VEN COMO OBESOS

El aumento de la obesidad puede "normalizar" el trastorno y dificultar los cambios de hábitos saludables

Actualizado 07/10/2014 7:54:00 CET

MADRID, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

   La obesidad ha aumentado considerablemente en España en los últimos años y afecta ya al 20 por ciento de la población adulta y al 10 por ciento de los niños, un incremento que puede contribuir a su "normalización" y alterar la percepción de que es un problema de salud, "complicando muchísimo la modificación de estilos de vida".

   "Las personas que no son conscientes de padecer obesidad podrían no tener la misma predisposición para intentar modificar sus estilos de vida", según ha asegurado el coordinador del Comité Español Interdisciplinario para la Prevención Cardiovascular (CEIPC), Miguel Ángel Royo, durante la celebración de unas jornadas en la sede del Ministerio de Sanidad.

   En este sentido, este experto reconoce que cuantas más personas padecen obesidad hay un menor número de ellas que se ve a sí misma como obesa.

   Los asistentes a esta reunión atribuyen "de forma clara" el rápido aumento en la prevalencia de la obesidad que se ha producido en las últimas décadas en España a los profundos cambios en el entorno físico, económico y cultural.

   Por un lado, ha explicado Royo, está la progresiva automatización de los trabajos, el uso cada vez mayor de medios de transporte, la planificación urbana y la gran oferta de ocio sedentario.

   Y, por otro lado, también se ha producido una amplia disponibilidad y un "marketing intensivo" para promover el consumo de alimentos procesados "altamente energéticos y pobres en nutrientes", mientras que "las políticas alimentarias y aspectos de tipo cultural y económico que favorecen el abandono de la dieta mediterránea".

   Pero al igual que una incorrecta alimentación puede favorecer el desarrollo de enfermedades cardiovasculares, el estrés también juega un papel clave.

   De hecho, ha reconocido Lourdes Luceño, profesora de Psicología del Trabajo de la Universidad Complutense de Madrid, "las situaciones de estrés mantenido producen una depresión del sistema inmune que se relaciona con distintas patologías pero, principalmente, con las cardiovasculares".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter