El aumento del índice de masa corporal ¿supone siempre un riesgo?

Dieta, peso, adelgazar, engordar, báscula
Foto: GETTY
Actualizado 10/12/2014 17:18:28 CET

MADRID, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El aumento en el exceso de grasa afecta negativamente a varios marcadores de riesgo cardiometabólico incluso en adultos jóvenes delgados, según un nuevo estudio publicado esta semana en 'Plos Medicine'.

   El estudio realizado por Peter Würtz de la Universidad de Oulu, Finlandia, y sus colegas sugiere que, incluso dentro de la gama del índice de masa corporal (IMC) considerado saludable, no existe un umbral por debajo del cual un aumento del índice de masa corporal no afecte negativamente al perfil metabólico de un individuo.

   La adiposidad o tener exceso de grasa corporal es una creciente amenaza global para la salud pública. En comparación con las personas con un peso corporal delgado, los individuos con un IMC más elevado poseen un mayor riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares y metabólicas que acortan la vida, como la diabetes, ataques al corazón y derrames cerebrales.

   En su estudio, Würtz y sus colegas utilizaron una técnica llamada aleatorización mendeliana para evaluar si los aumentos en el IMC de 12.664 adolescentes en su mayoría no obesos y adultos jóvenes afectan causalmente a múltiples marcadores de riesgo cardiometabólico (82 moléculas medidas en la sangre en un solo punto del tiempo). Así, vieron que la adiposidad influye negativamente no sólo en los niveles de colesterol y azúcar en sangre, sino que también fomenta muchas otras anomalías metabólicas a través de diferentes vías metabólicas.

   En un análisis más detallado en el que los científicos analizaron los cambios en el IMC y los marcadores de riesgo cardiometabólico de 1.488 adultos jóvenes mayores de 6 años, los autores encontraron que el perfil de riesgo cardiometabólico de un individuo era muy sensible al cambio de peso con el tiempo. Los investigadores de este trabajo señalan que "el peso corporal ideal que los adultos sanos deben esforzarse por alcanzar sigue siendo polémico".

   "El presente estudio sugiere efectos metabólicos adversos generalizados con cualquier aumento en el IMC entre los adultos jóvenes en el rango de peso no obeso. Sin embargo, una modesta pérdida de peso se acompaña de múltiples cambios favorables en el perfil metabólico. El efecto causal de la adiposidad en varios marcadores de riesgo cardiometabólico en todo el perfil metabólico pone de relieve la importancia de la reducción de peso a nivel de población como un objetivo clave para el control integral de los factores de riesgo entre los adultos jóvenes", concluyen.