Diez cambios simples que reconfortan

Aliviar la piel seca

Actualizado 14/04/2014 14:28:03 CET
Aliviar la piel seca
Foto: GETTY/ANNA GONTAREK-JANICKA

MADRID, 14 Abr. (Infosalus/EP) -

   El fin de las lluvias, el ascenso de las temperaturas y la intensidad del sol ponen a prueba la capacidad de adaptación de nuestra piel. Aunque las rutinas de limpieza e hidratación deben mantenerse en todas las estaciones, existen recomendaciones dirigidas a compensar la falta de humedad en el ambiente y mejorar el estado de las pieles más secas y reactivas.

   Según señalan en la web de la Academia Americana de Dermatología (www.aad.org), sin un cambio en el cuidado de la piel, el aire más seco puede producir líneas finas y arrugas más visibles. La piel seca puede picar, descamarse, resquebrajarse e incluso sangrar. Para ayudar a cuidar la piel seca, mantenerla sana y evitar que empeore su estado, los dermatólogos estadounidenses recomiendan lo siguiente:

   1. Evitar que los baños y duchas empeoren la piel seca
Cuando la piel está seca hay que asegurarse de seguir unas sencillas pautas en el cuarto de baño: cerrar la puerta mientras nos duchamos o bañamos; limitar el tiempo en la ducha o baño a 5 a 10 minutos; utilizar agua templada en vez de caliente; utilizar un limpiador libre de fragancias y suave; aplicar suficiente limpiador para eliminar suciedad y grasa pero evitar utilizar tanto como para formar una espuma gruesa; secar la piel suavemente con una toalla; y emplear crema abundante después de secar la piel.

   2. Aplicar hidratante inmediatamente después de cualquier lavado
Bálsamos, cremas y lociones hidratantes funcionan atrapando la humedad existente en la piel. Para retener toda esta humedad necesaria hay que aplicar hidratación pocos minutos después de secarse tras una ducha o baño o de limpiar la cara o las manos.

   3. Utilice un bálsamo o crema mejor que una loción
Los bálsamos y cremas son más eficaces y menos irritantes que las lociones. Busque una crema o bálsamo que contenga un aceite como el de oliva o jojoba. La manteca de karité también funciona bien y existen otros ingredientes que pueden ayudar a reconfortar la piel seca entre los que se incluyen ácido láctico, urea, ácido hialurónico, dimeticona, glicerina, lanolina, aceite mineral y petrolato. Lleve una crema de manos no grasa con usted y aplíquela cada vez que se lave las manos, algo que aliviará su sequedad en gran medida.

   4. Use bálsamo de labios
Elija un bálsamo labial que le guste pero tenga en cuenta que algunos con componentes de tratamiento pueden irritarlos. Si le pican u hormiguean los labios tras aplicar el bálsamo cambie a otro que no le produzca tal reacción.

   5. Utilice sólo productos suaves y sin aroma
Algunos productos para la piel son demasiado agresivos para la piel seca y sensible. Cuando su piel es seca debe dejar de utilizar jabones desodorantes y productos que contengan alcohol, fragancia, retinoides o ácido alfa hidróxido. Evitar estos productos ayudará a que la piel retenga sus grasas naturales.

   6. Emplee guantes
Nuestras manos a menudo son el primer lugar en el que notamos la piel seca. Se puede mejorar el estado de la piel utilizando guantes. Asegúrese de usar guantes antes de: salir a la calle en invierno, realizar tareas que requieran tener las manos húmedas y cuando manipule productos químicos, grasas y otras sustancias.

   7. Elija ropa y detergente para lavar la ropa no irritantes
Cuando tenemos la piel seca y sensible incluso la ropa y el detergente empleado para lavarla puede producir irritación. Para evitar esto utilice algodón o seda bajo la ropa de lana u otro material áspero. Utilice para lavar la ropa un jabón etiquetado como hipoalergénico.

   8. Manténgase caliente sin acercarse demasiado a las fuentes de calor
Sentarse delante de una chimenea abierta o una calefacción puede resecar su piel en gran medida.

   9. Añada humedad al aire
Utilice un humidificador. Revise si su sistema de climatización posee un humidificador incorporado y si es así, asegúrese de que funciona y manténgalo activado.

   10. Cuándo acudir al dermatólogo
Con todos estos consejos su piel debería mejorar de forma rápida. Si estos cambios no le aportan alivio acuda al dermatólogo. La piel muy seca requiere la prescripción de un bálsamo o crema. Puede también ser un signo de un trastorno de la piel que necesite tratamiento. Un dermatólogo examinará su piel y le explicará cómo reducir sus molestias.

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter