POCO VOLUMEN O TENERLO CAÍDO, PRINCIPALES MOTIVOS

¿Acomplejada por tu pecho? La mitad de las españolas lo ha estado alguna vez

Mujer, pecho
PIXABAY
Publicado 27/11/2017 16:53:27CET

MADRID, 27 Nov. (EDIZIONES) -

Cada año se realizan entre 18.000 y 19.000 intervenciones de aumento de pecho en España, lo que hace que sea la cirugía estética más habitual por delante de la liposucción o la abdominoplastia, y en parte se debe a que hasta el 46 por ciento de las mujeres dice haberse sentido en alguna ocasión acomplejada por su pecho.

El principal motivo de preocupación en estas mujeres, según un estudio elaborado por Allergan, es precisamente tener poco volumen, según el 39 por ciento de las encuestadas, mientras que para un 30 por ciento su mayor preocupación es tenerlo caído, algo que es más habitual en mujeres de mayor edad, entre 46 y 60 años, a diferencia del tamaño, que preocupa más entre los 18 y 45 años.

Esto hace que casi el 40 por ciento use habitualmente sujetador con relleno o con efecto 'push up' porque le aporta seguridad. Y es que, para la gran mayoría (81%) de las mujeres, en el caso de hacerse un aumento de pecho, lo haría para sentirse bien consigo misma.

A la hora de pasar por el quirófano en busca de una solución, "la edad más frecuente se sitúa entre los 25 y los 30 años aunque cada vez hay más mujeres en torno a los 20 que deciden realizársela", según Vicente Paloma, director del Instituto Paloma en Barcelona.

El principal objetivo de estas intervenciones es lograr un resultado natural, proporcionado y ajustado a las expectativas de la paciente, según este experto, que destaca la importancia de que el profesional le ayude a tomar las decisiones sobre la prótesis a utilizar intentando siempre velar por un resultado que sea adecuado y armonioso.

TIPOS DE IMPLANTES MAMARIOS

En cuanto a las distintas opciones, existen diferencias individuales en función de la forma, la envoltura y las características físicas, y la elección la realizará el especialista en función de los resultados deseados por la paciente y de su morfología.

El implante anatómico, "tiene una forma que recuerda a la de una lágrima, se adapta mejor a la anatomía del pecho y puede por ello ofrecer resultados más naturales", explica Paloma, y añade que este suele adaptarse mejor a la morfología de la mujer con menor contorno de tórax.

En cuanto a las prótesis redondas, pueden ayudar a obtener resultados que se ajusten a las expectativas que esperan mujeres con muy poco pecho inicial o que desean resultados más visibles.

Y sobre el material, el doctor destaca que, al pasar a formar parte de nuestro organismo y a interactuar de forma permanente con el cuerpo, en la actualidad "las prótesis de gel de silicona de alta cohesividad son las que nos ofrecen mejores resultados y mayores garantías de seguridad".

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.