Qué es el cólico del lactante | Pediatría y niños

Enfermedades

Cólico del lactante

que es el cólico del lactante

¿Qué es el cólico del lactante? 

El cólico del lactante es un síndrome que se define por el llanto incontrolable, excesivo y repentino, más frecuente a última hora de la tarde en un lactante que está sano. No tiene causa identificable y aparece entre las dos semanas y los cuatro meses de edad.

Suele presentarse con flexión de las piernas sobre el abdomen y rigidezy se califica como cólico del lactante cuando el bebé llora 3 horas al día, 3 días a la semana y durante 3 semanas, según los criterios del diagnóstico de Wesell

Son inocuos y normalmente los padecen recién nacidos con necesidad de sueño inferior a lo normal.

Síntomas del cólico del lactante

Nos encontramos ante un posible caso de cólico del lactante cuando un recién nacido de entre dos semanas y cuatro meses, llora de forma incontrolable, intermitente y repentina. El bebé está inquieto y molesto y acompaña el llanto con el movimiento flexionado de sus piernas sobre el abdomen y rigidez. Por lo demás el niño está sano y no presenta ningún problema en su desarrollo.

Se puede dar meteorismo, o excesivos gases intestinales, y estreñimiento habitual. Además, parece hambriento pero no se tranquiliza tras las tomas.

Tratamiento del cólico del lactante

No hay ningún tratamiento con medicación que sea eficaz de forma evidente.Bajo esa premisa se aconseja no cambiar la alimentación si no es por indicación de su pediatra, tras valorar una posible intolerancia en la dieta. Por supuesto, no se recomienda el uso de sedantes y, por el contrario, sí un ‘entrenamiento’ de los padres para que intenten comprender cuál es la necesidad de su hijo que puede ir desde hambre hasta deseo de sentirse acompañado, deseo de jugar o de dormir.

Algunas prácticas beneficiosas pueden ser:

  • Balancear al niño, acostando al bebé sobre las rodillas con la barriga hacia abajo mientras se le dan palmaditas en la espalda o un masaje

  • Dar un paseo con él en brazos

  • Dar un paseo en coche

  • Dar las tomas de forma relajada y tranquila, sin prisas y evitar que el bebé succione con ansiedad. Tras la toma ayudarle a echar el aire (aerofagia)

Está recomendado administrar fármacos,aunque bajo prescripción médica se puede utilizar algún antiflatulento o infusiones de esencia de anís.

Es muy importante que los padres no piensen que el cólico se debe a una mala crianza. Tampoco hay que tener reparos a la hora de acunar al niño puesto que un lactante de menos de 4 meses necesita sentirse protegido y que le cojan en brazos.

Por todo ello, se le debe prestar especial atención a los padres, ya que se trata de una situación estresante en la que ninguno de los miembros de la familia descansa adecuadamente. Una buena idea es establecer turnos para que al menos alguno de ellos descanse mientras pasan las crisis de llanto.

Pronóstico del cólico del lactante

Los cólicos del lactante no son malignos y además tienen una fecha de desaparición, normalmente tras cumplir los 4 meses de edad. Tampoco están asociados a ninguna complicación posterior.

Causas del cólico de lactante

Aunque sus causas no están claras, hay varias teorías que intentan explicar su origen:

  • Causas gastrointestinales: como la sensibilidad a componentes de la dieta - podría existir una alergia o intolerancia a las proteínas de la leche de vaca-; gases excesivos (meteorismo); o hipermotilidad intestinal, que se suele calmar con cambios en la postura.

  • Causas conductuales: pudiendo ser niños especialmente sensibles o temperamentales. Esta teoría apunta a que pueden influir factores psicosociales de los padres o con problemas en la relación padres-bebé.

No hay que olvidar que también pueden intervenir factores hormonales, como la motilina, una hormona intestinal que puede tener niveles altos en algunos lactantes con cólico. En ocasiones no se trata de cólicos sino de reflujo gastroesofágico, el cual se diagnostica cuando los síntomas continúan o van a peor pasado el cuarto mes de vida.

Cómo prevenir el cólico del lactante

No hay ninguna fórmula para prevenirlo.

Aunque puede ayudar aprender qué es lo que reconforta al bebé, conocerlo bien e identificar las mejores técnicas para el momento de las tomas. Algunos especialistas sostienen que la madre debe evitar ingerir estimulantes como café o alcohol y seguir una dieta baja en alimentos productores de gases como el brócoli, el repollo, la coliflor… También hay que tener cuidado y no automedicarse. Mientras la madre dé el pecho, no debe tomar medicamentos sin supervisión médica porque podrían afectar al bebé.

Web
Dra. Paloma Nacher.
Noticias relacionadas
La búsqueda no ofrece resultados
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter