Qué es la epicondilitis | Te contamos todo sobre el codo de tenista

Enfermedades

Codo de tenista - Epicondilitis

que es epicondilitis

¿Qué es la epicondilitis o el codo de tenista?

El codo de tenista es la afectación de la inserción a nivel del codo de los músculos flexores dorsales de la mano, por tanto, es una entesopatía (enfermedad de la inserción del tendón en el hueso). Se describió por primera vez en las limpiadoras de ventanas, pero su nombre deriva de la afectación del codo en el tenista cuando golpea la bola de revés con una mano. No es exclusivo de estas profesiones puede aparecer en personas que utilizan un ratón informático no adaptado al tamaño de su mano, en los portadores de maletas…Habitualmente su inicio es insidioso, progresivo y no traumático.

Tratamiento del codo de tenista

El tratamiento básico consiste en la corrección de la causa que provocó el codo de tenis, habitualmente es un gesto técnico deportivo mal ejecutado, como por ejemplo diferencias entre el tamaño del agarre de la mano y la empuñadura de la raqueta yo tensión del cordaje, en otros casos es por la mala posición de muñeca y codo durante la noche o durante el uso de un ratón informático, en otros es por un traumatismo indirecto sobre el codo con sensación de pinchazo que no se resolvió clínicamente de forma adecuada.

El tratamiento, en general, es conservador mediante fisioterapia para aplicar termoterapia profunda, masajes transversos profundos tipo ciriax, estiramientos de la musculatura extensora de la mano y muñeca. Se puede usar medidas ortésicas como abrazaderas de descarga para epicondilitis, o cabestrillos para colocar la mano y el codo en buena posición nocturna.

Como técnicas semi-invasivas se puede usar la infiltración de corticoides y anestésico local. El uso del plasma rico en plaquetas no ha demostrado evidencia científica para su utilización. También se puede utilizar técnicas percutáneas bajo control ecográficos para hacer microtenotomias, infiltración de la hipervascularizacion patológica, EPI…

El uso de ondas de choque bajo control ecográfico demuestra unos resultados similares a la cirugía.

La cirugía está reservada en los casos de fracaso del tratamiento conservador o en casos de deportistas en fase 3ª que por cuestión de fechas no pueden esperar a la evolución con la aplicación del tratamiento conservador.

Diagnóstico del codo de tenista o epicondilitis

Se caracteriza por dolor en la cara externa del codo que aumenta con el movimiento de extensión del codo y la flexión dorsal de la mano. Se puede incrementar el dolor al dar la mano en señal de saludo, al usar el ratón informático, al coger un maletín o la plancha…En otros pacientes aparece el dolor por la noche y se relaciona con la postura de codo y mano que adopta el paciente durante el sueño, por la mañana le cuesta mover el codo por lo que necesita hacer repetidamente varios gestos para calentar y facilitar la movilización. En el mundo del deporte, se observa en deportes de raqueta mas en el tenis de ahí proviene su nombre pero también aparece en otras especialidades deportivas como son en gimnasio, en trabajo con pesas, en tiro, golf.

Siempre se relaciona la fase inicial con una postura, un gesto anómalo, existe un mecanismo desencadenante a partir del cual por continuar con movimientos anómalos que concentran carga en el punto patológico persiste a lo largo del tiempo.

En la palpación, se refiere dolor exquisito a punta de dedo en la cara externa del codo a nivel del epicóndilo humeral, por este motivo también es llamado como epicondilitis, también aumenta el dolor cuando el paciente con el codo extendido realiza maniobra de flexión dorsal de la mano contra resistencia.

La evolución tiene distintas fases:

1ª cuando el dolor aparece después del ejercicio.

2ª.- cuando el dolor aparece antes y después del ejercicio, el dolor desaparece con el calentamiento predeporte.

3ª.- el dolor es permanente en el tiempo, antes, durante y después del ejercicio, el deportista no puede mejorar su actividad física y no puede practicar deporte. La indicación quirúrgica es un acierto.

Como pruebas complementarias, se puede realizar una ecografía donde se pondrá de manifiesto la desestructuración de la inserción de los tendones en el codo, una hipervascularización, aumento de la cantidad de vasos sanguíneos en la misma localización o la aparición de una calcificación en la zona de la inserción. La resonancia magnética puede demostrar la existencias de rotura parciales o la presencia de tendinosis

Web
Dr. Tomás F. Fernández Jaén
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter