Contador

Vacunar de tosferina a embarazadas frena el repunte de casos en lactantes

Vacuna de la tosferina
FLICKR/ARMY MEDICINE
Publicado 10/11/2016 15:14:27CET

   MADRID, 10 Nov. (EUROPA PRESS) -

   La vacunación de la tosferina durante el embarazo para proteger a los recién nacidos hasta que reciben su primera dosis ha permitido reducir los casos en lactantes pese al importante aumento de casos que se ha observado desde 2011 en España.

   "La tos ferina es una enfermedad reemergente en España", según ha reconocido el vicepresidente de la Asociación Española de Vacunología (AEV), Fernando Moraga-Llop, durante un seminario organizado este jueves por esta entidad y la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS) en Madrid, con la colaboración de GSK.

   De hecho, este experto ha reconocido que sólo en los dos últimos años se ha duplicado la incidencia de la enfermedad, pasando de los 3.200 casos en 2014 a unos 8.000 en 2015, en parte porque está "infradiagnosticada e infradeclarada", sobre todo en la población adulta.

   Pese a ello, el colectivo más vulnerable son los lactantes menores de tres meses, puesto que aún no han recibido la primera dosis de la vacuna que protege contra esta enfermedad, lo que llevó a España a ser uno de los primeros países en poner en marcha un programa de vacunación de las embarazadas en el tercer trimestre de la gestación, para proteger al mismo tiempo a los recién nacidos.

   Esta estrategia, según Moraga-Llop, ha demostrado su eficacia para proteger a esta población ya que, según datos de Cataluña, en esta comunidad se ha pasado de un 13 por ciento de casos de tos ferina en lactantes en esta franja de edad en 2013 a un 3,8 por ciento en 2015.

   Por otro lado, en el encuentro los expertos asistentes también han reconocido que la "asignatura pendiente" de la inmunización en España es la puesta en marcha de la vacunación de adultos, según ha reconocido Amós García, presidente de la AEV.

LA VACUNACIÓN EN ADULTOS, "ASIGNATURA PENDIENTE"

   "Vacunamos bien en las primeras fases de la vida, y bastante bien en las últimas (mayores de 65 años), pero no en las etapas anteriores, en las que las coberturas son muy bajas", ha reconocido este experto.

   En ese sentido, el responsable del Centro de Vacunación de Adultos del Hospital Clínic de Barcelona, José María Bayas, ha recordado que algunos países desarrollados como Estados Unidos sí emiten a principios de año unas recomendaciones de vacunación para los adultos, y lamenta que en España esta cuestión no esté aún tan desarrollada.

   "Las últimas recomendaciones del Ministerio de Sanidad en este sentido datan ya del año 2004. Sólo algunas comunidades cuentan con recomendaciones detalladas y estaría bien contar con unas pautas tan consensuadas como en el calendario infantil", ha destacado.

   De este modo, en la población adulta, según criterios de edad y además de las vacunas antigripal y antineumocócica, aboga por garantizar la vacuna contra el sarampión y la varicela (en ausencia de vacunación anterior o padecimiento de la enfermedad) y las dosis necesarias de recuerdo para la protección antitetánica.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter