Contador

Para mejorar la supervivencia y la calidad de vida del paciente

Unidades de Lesionados Medulares elaboran un manual de casos clínicos sobre el manejo de la vejiga neurógena

Manual d e Casos Clínicos
SOCIEDAD ESPAÑOLA DE PARAPLEJIA
Publicado 18/11/2016 9:58:26CET

Las lesiones medulares disminuyen entre la población más joven, pero aumentan entre los mayores debido a caídas

BILBAO, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las XXXIII Jornadas Nacionales de la Sociedad Española de Paraplejia y el XXII Simposio de Enfermería Especializada en Lesión Medular han acogido este jueves en Bilbao la presentación de un manual de casos clínicos sobre el manejo de la vejiga neurógena, en el que han participado todas las Unidades de Lesionados Medulares del país. Su correcto manejo se considera "clave en la supervivencia y calidad de vida" del lesionado medular, han explicado los expertos participantes en el encuentro.

El manual ha sido presentado, en una rueda de prensa, por la jefe de la Unidad de Lesionados Medulares del Hospital Universitario Cruces y presidenta del Comité Organizador del Congreso, María Luisa Jauregui, el presidente de la Sociedad Española de Paraplejia, José Luis Méndez, el jefe de la Unidad de Lesionados Medulares del Hospital Universitario Vall d'Hebrón, Miguel Ángel González Viejo, y la directora de Marketing de Coloplast (patrocinador del manual), Ana Alcocer.

La vejiga neurógena consiste en la falta de control de la vejiga debido a una alteración del sistema nervioso producida por una lesión de la médula espinal, un accidente cerebro vascular o un tumor. El síntoma principal es la pérdida de control del vaciado urinario y está considerada como la primera causa de morbimortalidad del paciente con lesión medular, patología de la que se diagnostican alrededor de 1.200 nuevos casos al año.

Según datos de la Sociedad Española de Paraplejia (SEP), las campañas de prevención que se han ido realizando han propiciado que las lesiones medulares vayan disminuyendo entre la población más joven, si bien su incidencia está aumentando entre los mayores, debido, fundamentalmente, a caídas. La cada vez mayor esperanza de vida ha supuesto que la media de edad del lesionado medular haya pasado de los 30 a los 40 años.

El presidente de la SEP, José Luis Méndez, ha explicado que, para sus pacientes, la vejiga neurógena es una de las principales causas de morbimortalidad, pero también "un motivo de aislamiento al entorno familiar, social y laboral. Por ello, ha advertido, "su manejo adecuado se hace imprescindible".

Con este objetivo, se ha diseñado el manual de casos clínicos presentado este jueves en Bilbao, con el que se pretende dar respuesta a "las necesidades más importantes a los que nos encontramos en nuestra práctica clínica", ha indicado la jefa de la Unidad de Lesionados Medulares del Hospital Universitario Cruces y presidenta del Comité Organizador del Congreso, Maria Luisa Jáuregui.

En este sentido, ha insistido en que el manejo de la vejiga neurógena exige "todo lo mejor" de un equipo multidisciplinar compuesto por urólogos, rehabilitadores y enfermería especializada, con el objetivo de mejorar tanto la supervivencia como la calidad de vida del paciente con lesión medular.

La responsable de la Unidad de Lesionados Medulares del Hospital Universitario Cruces también ha destacado que la "buena coordinación" entre Atención Primaria y las Unidades de Lesión Medular es "fundamental" tanto para facilitar el diagnóstico inicial como para el seguimiento del paciente. De la misma manera, ha apuntado que los profesionales de enfermería "ejercen un papel clave en esta disciplina".

EL MÉTODO MÁS SEGURO

Según ha explicado el jefe de la Unidad de Lesionados Medulares del Hospital Universitario Vall d'Hebron, Miguel Ángel González Viejo, el cateterismo intermitente es "el tratamiento estándar de oro" para el manejo de la vejiga neurógena, tal y como evidencia el Manual. Este sistema es "el método más seguro y eficaz recomendado para el vaciado vesical en los lesionados medulares porque garantiza de forma segura el vaciado de la orina, preservando la función de la vía urinaria superior, que es principal objetivo en estos pacientes".

De este modo, ha indicado que otras opciones como la sonda vesical permanente o el catéter suprapúbico "predisponen a complicaciones" como infecciones, formación de cálculos, hematuria, lesiones uretrales, epididimitis e, incluso, a cáncer vesical. Además, ha puntualizado, "la colocación de un colector garantiza que la vejiga no muestre presiones de riesgo que puedan provocar reflujo y lesión de la vía urinaria superior".

Los casos que se presentan en el Manual han pretendido abarcar "aquellas situaciones que, por su evolución o complicaciones, suponen muchas veces un reto difícil de tratar, para que nos orienten en nuestra práctica diaria en el manejo de la vejiga neurógena", ha explicado el presidente de la Sociedad Española de Paraplejia.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter