La Unidad de Insuficiencia Cardiaca del Hospital Ramón y Cajal atendió a 400 pacientes desde febrero de este año

Actualizado 12/05/2007 14:15:19 CET

MADRID, 12 May. (EUROPA PRESS) -

La Unidad de Insuficiencia Cardiaca y Riesgo Vascular del Anciano del Hospital Universitario Ramón y Cajal, dependiente de la Consejería de Sanidad y Consumo, atendió a 400 pacientes con resultados "muy satisfactorios" desde la puesta en marcha de la unidad de Insuficiencia Cardiaca (IC) a finales de febrero, según informó la Comunidad de Madrid a través de un comunicado.

Esta unidad de alta resolución, dependiente del Servicio de Medicina Interna del centro hospitalario, tiene como objetivo asistencial primordial la atención continuada e integral de pacientes mayores con IC. Este servicio está atendido por dos facultativos, una enfermera, una auxiliar de Enfermería y un administrativo.

La Administración regional indicó que esta unidad sanitaria ha conseguido que más del 80 por ciento de los pacientes alcanzaran los objetivos terapéuticos y farmacológicos planteados, lo que se tradujo en una mejoría sintomática y una estabilidad clínica. De esta manera, el paciente puede llegar a reducir un 50 y un 70 por ciento de los ingresos y visitas a urgencias, respectivamente.

La Comunidad de Madrid explicó que se ha elaborado un programa de coordinación con el área de Urgencias y con Atención Primaria para que la nueva unidad se implique en el seguimiento del paciente, independientemente del entorno asistencial donde éste se encuentre.

De esta manera, tanto el médico de familia como el propio paciente podrán contactar con la unidad rápidamente para resolver problemas urgentes, sin tener que acudir al servicio de Urgencias del hospital.

MUJERES DE 80 AÑOS

El perfil de un paciente atendido en esta unidad padece IC o riesgo vascular, es mayor de 70 años y no necesita una intervención cardiológica inmediata. Suelen ser mujeres de cerca de 80 años, con hipertensión arterial, diabetes mellitus, dislipemia, fibrilación auricular, disfunción renal y obesidad e insuficiencia cardiaca, lo que les obliga a tomar alrededor de ocho o diez fármacos en su tratamiento, además de tener que realizar diversas vistas a Urgencias y hospitalizaciones.

Según los niveles de actividad previstos por el Gobierno regional, se estima que la unidad puede evitar durante este año 200 ingresos hospitalarios y 1.100 visitas a urgencias, así como una reducción de la frecuencia de las consultas a otros especialistas (como Cardiología, Neumología, Nefrología, Neurología y Hematología, Endocrinología y Reumatología).

La unidad dispone de los recursos necesarios para la realización de exploraciones complementarias básicas (analítica, radiografía de tórax y electrocardiograma) y la aplicación de medidas terapéuticas esenciales, como la administración de diuréticos, que resuelven los frecuentes episodios de reagudización.

Además, la unida de IC emite un informe médico el mismo día que el paciente es examinado en la consulta y se encarga de evaluar globalmente al enfermo, monitorizar el cumplimiento terapéutico y realizarle pruebas diagnósticas.

EDUCACIÓN SANITARIA DEL PACIENTE

Para fomentar la educación sanitaria y la cumplimentación terapéutica, el paciente recibirá una carpeta para que archive su documentación médica, donde incluye apartados como identificación del paciente, citaciones, informes, hoja de tratamiento y monitorización de tensión y pulso, pruebas diagnósticas, e instrucciones y teléfonos de interés.

Además de contribuir a la educación del enfermo, esta carpeta servirá para que el personal sanitario, tanto de consultas como en la realización de pruebas, pueda disponer de la información sanitaria necesaria y actualizada del paciente. También podrán contactar con la unidad a través de teléfono, correo electrónico o fax para resolver cualquier duda que tenga.

Según informó la Comunidad de Madrid, el envejecimiento de la población ha incrementado el número de pacientes con pluripatologías, lo que implica la necesidad de nuevos modelos asistenciales, especialmente en el tratamiento de la insuficiencia cardiaca.

La Administración regional indicó que en España, ésta es la patología más diagnosticada en la población mayor de 70 años; es la primera causa de hospitalización en este grupo de edad y la tercera de muerte cardiovascular, por detrás de la cardiopatía isquémica y la enfermedad cerebrovascular.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter