En la 'MedTech Week', semana europea de tecnología sanitaria

La trombectomía mecánica reduce la discapacidad y mejora los resultados neurológicos tras un ictus

Ictus, cabeza, parálisis
GETTY//COSMIN4000 - Archivo
Publicado 11/06/2018 14:03:10CET

MADRID, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

El doctor José Luis Caniego Monreal, jefe de sección de Neurorradiología Intervencionista del Hospital La Princesa, ha señalado, citando a diversos estudios, que la trombectomía mecánica reduce la discapacidad, mejora los resultados neurológicos y aumenta las posibilidades de recuperar la independencia funcional a pacientes que han sufrido un ictus a los tres meses de haberse sometido a la intervención.

"El tratamiento endovascular mediante trombectomía mecánica ha demostrado una alta eficacia. En el futuro, a corto y medio plazo, se acortarán los tiempos para que más pacientes puedan beneficiarse del tratamiento y los que se traten tengan mejores resultados clínicos", ha señalado el experto durante la 'MedTech Week', la semana europea de la tecnología sanitaria, que se celebró la semana pasada para difundir "el valor que este tipo de técnica aporta a la sociedad".

Tal y como ha explicado el doctor Caniego Monreal, el procedimiento de trombectomía mecánica es "rápido y sencillo". "El catéter viaja por las arterias centrales del cerebro y al chocar con el trombo sanguíneo despliega un stent para capturarlo y extraerlo. De esta forma, se duplica la recuperación de las funciones fisiológicas y cognitivas del paciente de ictus", ha detallado.

Pese a sus ventajas, ha lamentado que este procedimiento "no es accesible de manera homogénea en España". "En el caso de Madrid y Cataluña está más organizado y concentrado frente a otras regiones más dispersas geográficamente", ha criticado.

El jefe de sección de Neurorradiología Intervencionista del Hospital La Princesa ha señado que saber detectar los síntomas de un ictus a tiempo resulta "crucial, porque las tres primeras horas son claves para la recuperación del paciente".

"Hay que prestar atención a la cara de la persona que creamos que pueda estar sufriéndolo y hacerla que sonría, de esta forma se comprobará si la boca se tuerce o si tiene un lado inmóvil; hay que confirmar que puede levantar los brazos y las piernas y hacerle preguntas concretas para ver si es capaz de articular palabras correctamente. Esto, junto a la pérdida brusca de visión y el dolor intenso de cabeza, son los principales síntomas del ictus", ha expuesto, asegurando que el 80 por ciento de los ictus se puede evitar con "unos buenos hábitos, dieta sana, no fumar, hacer ejercicio y controlar la presión arterial y los niveles de colesterol".

En España, ha concluido el experto, el ictus es la primera causa de discapacidad en los adultos, más de 330.000 españoles tiene alguna limitación en su capacidad funcional por haberlo sufrido, y supone el 70 por ciento de los ingresos neurológicos, lo que le convierte en el responsable de entre el 3 y el 6 por ciento del gasto total sanitario.

Contador
Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.