Contador

ENFERMEDAD PREVENIBLE Y TRATABLE

El tratamiento personalizado en la EPOC es fundamental para mejorar su abordaje

Publicado 05/04/2017 13:19:25CET

   MADRID, 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

   La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) es una enfermedad prevenible y tratable, y para mejorar su abordaje "el tratamiento debe ser personalizado, en función las características de cada paciente", según el médico adjunto del Servicio de Neumología del Hospital Universitario de La Princesa de Madrid, Javier García Pérez, durante el simposio realizado por Boehringer Ingelheim en el 22º Congreso Neumomadrid, celebrado del 29 al 31 de marzo.

   En el simposio se han discutido diversos aspectos para saber cómo seguir mejorando la calidad de vida del paciente en relación a la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y la fibrosis pulmonar idiopática (FPI).

   "Es fundamental reducir los síntomas porque, si los pacientes presentan importante disnea (ahogo) al hacer cualquier esfuerzo, adoptarán un estilo de vida más sedentario. Y sabemos que el nivel de actividad física es el mejor predictor de mortalidad en la EPOC; está claro que, a menor nivel de actividad física, menor supervivencia y mayores complicaciones", ha explicado García Pérez.

   En esta línea, actualmente hay muchos pacientes infratratados, pues reciben un único broncodilatador, concretamente un anticolinérgico de acción prolongada (LAMA), pero este en monoterapia no es suficiente para controlar los síntomas en estos casos. Sin embargo, la combinación de dosis fijas de un LAMA, como tiotropio, y un beta-adrenérgico de acción prolongada (LABA) como olodaterol, mejora la tolerancia al ejercicio y reduce la disnea.

FIBROSIS PULMONAR IDIOPÁTICA

   En cuanto a la fibrosis pulmonar idiopática, en el Congreso de Neumomadrid se ha subrayado cómo se está logrando modificar el pronóstico de esta patología pulmonar minoritaria gracias al uso de tratamientos como 'nintedanib', hasta hace poco carecía de tratamiento y presentaba un pronóstico de vida muy corto.

   En los ensayos clínicos pivotales con el tratamiento 'nintedanib' se demostró que lograba ralentizar la progresión de la enfermedad en un 50 por ciento en un amplio perfil de pacientes. Ahora, se revela el enlentecimiento de la caída de la capacidad vital forzada (CVF), tanto en los pacientes que continuaban el tratamiento, así como en los que iniciaban nintedanib, siendo similar a lo observado en los 'inpulsis'. Se mantiene la eficacia más de tres años, con una tolerabilidad y unos efectos adversos manejables, y sin objetivarse ningún efecto adverso nuevo.

   Gracias a estudios relacionados con los datos de seguridad y realizados en Alemania, Reino Unido y Estados Unidos presentados en los últimos Congresos internacionales ATS (American Thoracic Society) y ERS (European Respiratory Society), "se está viendo que se cumplen los niveles de seguridad y eficacia observado en los ensayos clínicos", ha señalado la doctora adjunta del Servicio de Neumología del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, María Asunción Nieto.

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter