La transferencia de Diálisis Peritoneal a Hemodiálisis desde el tercer año es costo-efectiva y aumenta la supervivencia

Diálisis
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 03/05/2018 12:56:25CET

MADRID, 3 May. (EUROPA PRESS) -

La transferencia programada desde Diálisis Peritoneal a Hemodiálisis a partir del tercer año podría ser costo-efectiva y aumentar la supervivencia. Así lo sugiere el estudio 'Costo-efectividad de diferentes secuencias de tratamiento en pacientes con insuficiencia renal crónica en Andalucía', realizado por nefrólogos de la Sociedad Española de Nefrología (SEN) junto con miembros de la Escuela Andaluza de Salud Pública (EASP).

Aunque sus conclusiones no son definitivas, los resultados de este estudio son relevantes porque la transferencia programada a Hemodiálisis (HD) frente al mantenimiento del paciente en Diálisis Peritoneal (DP) es una de las controversias en el tratamiento sustitutivo de la Enfermedad Renal Crónica.

Realizado sobre una muestra de 8.220 pacientes y con ocho años de seguimiento, el estudio ha analizado el coste-utilidad de las diferentes estrategias, medido en AVACs (años ganados ajustados por calidad de vida), llegando a la conclusión de que el inicio del paciente en Diálisis Peritoneal y posterior cambio a Hemodiálisis, frente al inicio y permanencia en DP, se traduce en mayores AVACs para cada paciente.

A partir de esos resultados, el estudio establece que no hay recomendaciones estrictas en relación al tiempo que un paciente debe permanecer en Diálisis Peritoneal, pero concluye que hay evidencia que avala que la transferencia de DP a HD aporta mayor supervivencia y es costo efectiva si se hace a partir del tercer año.

Asimismo, según los nefrólogos, la transferencia debería hacerse de forma programada y progresiva, "para evitar catéteres vasculares y su morbilidad, para favorecer la adaptación psico-social del paciente y para mejorar la supervivencia".

En este sentido, los autores sugieren que el concepto "fallo de diálisis peritoneal" sea sustituido por la idea de "progresiva transferencia a hemodiálisis", y recomiendan tres medidas para mejorar esa transferencia: identificar precozmente aquellos pacientes con mayor riesgo en diálisis peritoneal, programar con tiempo el acceso vascular y ofrecer hemodiálisis domiciliaria. Respecto a esta última, subrayan su efecto positivo sobre la calidad de vida del paciente.

Los expertos indican, no obstante, la necesidad de ser "prudentes" con estos resultados e insisten en la necesidad de individualizar el tratamiento según el caso específico de cada paciente.