Un test en sangre identifica unas sustancias ligadas a la infertilidad masculina procedentes de algunos alimentos

Espermatozoides
BOBJGALINDO/WIKIMEDIA COMMONS
Publicado 02/11/2016 18:57:20CET

MADRID, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Universidad de Alicante han desarrollado un novedoso método analítico en muestras de suero sanguíneas que determina los niveles de policlorobifenilos (PCB), unas sustancias químicas que llegan al organismo principalmente por la ingesta de carne, pescado o productos lácteos y que se relacionan con problemas de fertilidad masculina.

Miles de productos químicos pueden estar causando poco a poco un declive en la salud humana y en la fertilidad masculina. Algunas actúan como alteradores hormonales que inducen a una disminución de la calidad seminal o el incremento de anomalías genitales, como criptorquidia, hipospadias o cáncer testicular.

Dada la alta toxicidad de algunos compuestos, Raiza Paul, doctoranda del departamento de Biotecnología de la Universidad de Alicante (UA), ha desarrollado este novedoso método analítico para determinar la presencia de los PCB en muestras de suero sanguíneas de un mililitro.

Estas sustancias son una familia de compuestos aromáticos clorados que poseen una gran estabilidad química, por lo que una vez introducidos en el medio son muy resistentes a la degradación pudiendo resistir durante décadas. Asimismo, son muy solubles en grasa (liposolubles), por lo que tienen una gran capacidad para acumularse en el tejido graso de los animales y a lo largo de la cadena alimentaria.

"Esta metodología ha permitido el análisis individual de PCB similares a dioxinas (dl-PCBs) en pacientes con problemas de fertilidad, demostrándose que la exposición a estos tóxicos ambientales causa efectos negativos en la calidad seminal", explica.

Los PCB llegan al organismo principalmente por la ingesta de carne, pescado o productos lácteos acumulándose durante años en el cuerpo, necesitando concentraciones muy bajas para producir efectos negativos en la salud.

La optimización del método y los resultados obtenidos han permitido su implementación inmediata en la práctica clínica dentro del Programa de Reproducción Asistida de la clínica de Fertilidad IVF Spain de Alicante, dirigido por Jon Aizpurua. Además de contribuir a la mejora de la calidad de los servicios de salud y el diagnóstico de problemas reproductivos, el avance ha permitido la individualización en el tratamiento.

EL PODER DE UNA DIETA EQUILIBRADA

Debido a que estos compuestos tienden a concentrarse en los tejidos grasos y su eliminación es muy lenta, disminuir el consumo de carnes rojas, pescado azul, productos lácteos y otros alimentos de origen animal con alto contenido de grasas pueden reducir los PCB en el organismo. Por otra parte, seguir una dieta equilibrada con cantidades adecuadas de frutas, verduras y cereales contribuye a evitar una exposición excesiva a estas sustancias químicas.

"Una dieta saludable sería realmente la mejor estrategia a largo plazo para reducir la carga corporal de estos compuestos en nuestro organismo y, con especial importancia, en las personas jóvenes con el fin de proteger su salud y la de generaciones futuras", ha explicado.

Sin embargo, hay que señalar que la contaminación ambiental no es un tema individual, sino un problema de salud pública muy importante que requiere la aplicación de políticas medioambientales por parte de las instituciones gubernamentales que contribuyan a prevenir y reducir la exposición a estos tóxicos.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter