Se necesitan 240 pediatras anuales para cubrir las plazas de jubilados de esta década

vacuna, médico, atención, consulta, pediatra
ADIE BUSH
Actualizado 01/02/2018 13:35:12 CET

Solo un 33 por ciento de los pediatras de Atención Primaria son menores de 45 años

MADRID, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

En España haría falta una media de 240 pediatras anuales en Atención Primaria para cubrir las jubilaciones de esta década, y "sin contar las plazas de nueva creación", pero solo entran 114,5 residentes, "menos de la mitad de lo necesario", según la presidenta de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap), Concha Sánchez Pina.

Así lo ha resaltado durante la rueda de prensa de la presentación del 15º curso de actualización celebrada este jueves, donde además ha explicado que solo un 33 por ciento de los pediatras de Atención Primaria son menores de 45 años; 67 por ciento, mayores de 48, y 2.400, mayores de 55 años.

En concreto, en España hay 6.426 plazas oficiales de pediatría tanto para centros de salud, grupo o área, de los cuales 240 se jubilarán, la mimas que hay necesidad de cubrir por los residentes.

Asimismo, muchos de los residentes que acaban son destinados a Atención Primaria, aunque las cifras van descendido, pues en 2014 el 30,77 por ciento; 2015, 30,29; 2016, 26,20, y en 2017 24,5 por ciento, así lo ha puesto en relieve la especialista basándose en los datos de la 'Encuesta sobre la situación del Médico de Atención Primaria', elaborada por la Organización Médico Colegial, en 2016.

FALTA DE PEDIATRAS EN MADRID

En el caso de Madrid, "en un número cada vez mayor de centros de salud hay plazas de Pediatría sin cobertura, y en la totalidad de los centros es prácticamente imposible cubrir ausencias temporales por vacaciones, enfermedad o los tramos horarios de compañeros con reducción de jornada", ha resaltado la presidenta de la Asociación Madrileña de Pediatría de Atención Primaria (AMPap), Adoración Bejarano.

Según pone de manifiesto la especialista, esto "supone que el resto de compañeros del centro tienen que asumir la asistencia de los pacientes asignados a esos cupos, con la consiguiente sobrecarga de trabajo".

En concreto, Bejarano ha apuntado que en el año 2014, la AMPap a través de una encuesta garantizada por pediatras, hizo un estudio donde se objetiva, un 2 por ciento de plazas sin cubrir, "problamente a fecha de hoy ese porcentaje sea mayor".

Por último, la doctora ha resaltado algunos datos propios de la comunidad, como que la misma cuenta con 908 plazas de pediatría; la media de tarjeta sanitaria asignadas por profesionales es "más alta de todo el estado", y aproximadamente 1 de cada 10 pediatras tiene asignados más de 1.500 niños.

"UNO DE LOS MEJORES SISTEMAS SANITARIOS DEL MUNDO"

Actualmente, y según los últimos datos publicados en el Observatorio del portal estadístico de Atención Primaria del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, hay un total de 6.426 plazas de Pediatría de Atención Primaria en España, lo que supone una media de 1.031 niños por pediatra de AP en el Sistema Nacional de Salud.

Sin embargo, "desde hace más de 20 años hacen falta pediatras en los centros de salud, y el problema actual del sistema infantil español está en peligro", ha apuntado la doctora Pina.

El número de pediatras que se incorporan a la AP es cada vez menor, "los últimos 10 años se han creado muchas menos plazas de Pediatría de AP y los ciudadanos están continuamente demandando la ampliación del servicio", ha matizado.

A pesar de ello, la especialista resalta que España tiene "unos de los mejores sistemas sanitarios del mundo", pero que "no reconocen lo imparte que son las consultas de pediatría".

SOLUCIONES

Por todo ello, durante la rueda de prensa se ha presentado el 'Decálogo de propuestas de mejora de la Pediatría de AP', un documento que recoge las ideas de la asociación para contribuir a "mejorar la situación de la Pediatría en los centros de salud".

Para conseguir mejorar las condiciones laborales, una de las propuestas es aumentar el número de plazas MIR; incrementar la capacidad docente para Pediatría; financiar las comunidades autónomas todas las plazas acreditadasy planificación del recambio generacional.

Así como compatibilizar los horarios de los pediatras de Atención Primaria (AP) con la vida familiar; incentivar de forma curricular o económica las plazas de difícil cobertura y centralizar los servicios de Pediatría de pueblos distantes o de plazas que atienden varias localidades pequeñas, priorizando la atención en el centro de salud de cabecera, optimizando los recursos y evitando desplazamientos a los profesionales durante la jornada laboral.

También hay que respetar las categorías profesionales diferenciadas de pediatra de AP y de pediatra de hospital (FEA de Pediatría) en las oposiciones autonómicas y nacionales, y unificar las prestaciones de enfermería pediátrica.

Por otro lado, con el fin de conseguir que los estudiantes de medicina y residentes de pediatría conozcan la AP, se debería aumentar de forma obligatoria la rotación de los residentes de Pediatría por AP a un mínimo de 6 meses a un año.

Además de incentivar y promover las rotaciones de todos los estudiantes de Medicina en las consultas de los pediatras de los centros de salud, adecuando el número de créditos ECTS.

Por último , para incrementar la visibilidad, los especialistas aconsejan aumentar la presencia de pediatras en las gerencias y cargos organizativos intermedios, así como incrementar la presencia de pediatras de AP como profesores de la universidad creando plazas específicas