Se puede hacer a domicilio y reduce ingresos hospitalarios

La telemonitorización resulta eficaz en el seguimiento de pacientes con EPOC y reduce costes

Actualizado 06/10/2014 17:55:24 CET

MADRID, 4 Jul. (EUROPA PRESS) -

Dentro de la telemedicina, la telemonitorización es una herramienta muy útil para realizar el seguimiento de las personas afectadas por la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) conjuntamente con otras aplicaciones, además de facilitar la coordinación entre diferentes niveles asistenciales, según el neumólogo en el Hospital San Pedro de Alcántara (Cáceres), Jaime Corral.

El experto, que ha participado en la 'Reunión ON AIR' organizada por Boehringer Ingelheim en Madrid, ha señalado las ventajas de la telemedicina en los pacientes con EPOC. Por un lado, facilita el control telemático de la oxigenoterapia domiciliaria y/o ventiloterapia en la enfermedad estable y, por otro, disminuye la estancia hospitalaria (en aquellos pacientes reagudizados), ya que permite el control mediante telemonitorización domiciliaria de la función respiratoria.

Asimismo, el sistema sanitario "también obtiene beneficios de la telemedicina", ya que esta "reorganiza recursos de una manera mucho más eficiente con unos costes más efectivos a largo plazo", tal y como ha explicado Corral añadiendo que "además favorece la comunicación entre profesionales y se facilita la coordinación entre diferentes niveles asistenciales".

APLICACIÓN DE LA TELEMEDICINA A UN NUEVO MODELO QUE "OPTIMICE RECURSOS"

Dado que un mejor diagnóstico y atención sanitaria reducen el número de rehospitalización de los pacientes con enfermedades crónicas respiratorias, como en el caso de la EPOC, "la telemedicina demanda aplicarse desde un nuevo modelo organizativo, pero no debe pretender suplantar al modelo tradicional; sino ser complementario al existente, para un mayor provecho de los costes y una mejor reorganización de los recursos", ha subrayado el especialista.

La telemonitorización, según se ha explicado durante la reunión, puede complementarse con otras aplicaciones para el tratamiento de pacientes con enfermedades respiratorias, como el telediagnóstico con uso de espirometría a distancia, el teletratamiento del tratamiento inhalado, la teleconsulta en tiempo real con el paciente, teleasistencia apoyando la hospitalización en el domicilio y, en algunos casos, incluso la telecirugía.

Según estimaciones publicadas en la revista 'The Lancet' a finales de 2012 y de acuerdo a los resultados del 'Global Burden of Disease Study', actualmente la EPOC se situaría en la tercera causa de mortalidad global en el mundo. Se presenta acompañada de síntomas que desencadenan temor, frustración, aislamiento y depresión. Además, los afectados a menudo padecen otras patologías graves como cardiopatías, diabetes, osteoporosis y depresión, lo que dificulta aún más el tratamiento concomitante de la EPOC y de estas enfermedades.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter