La telemedicina y atención en domicilio reducen desplazamientos a hospitales de pacientes con EPOC, según expertas

Ponentes
MIGUEL FVF
Publicado 19/04/2018 13:08:56CET

MADRID, 19 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los programas de telemedicina y de atención domiciliaria son "muy necesarios, ya que evitan "el máximo número de desplazamientos a hospitales" de lo pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y "garantizan un seguimiento estrecho de su patología", según las enfermeras María Enríquez Jiménez, del Hospital Universitario 12 de Octubre, y Ana Campillo Palomo, de Neumología Infantil del Hospital Universitario La Paz, ambos centros de Madrid.

En concreto, la telemedicina "consiste en la atención del paciente mediante una comunicación entre el mismo y el profesional sanitario. Por eso, se usan herramientas como las tecnologías de la información y la comunicación (TICs)", han explicado ambas expertas durante el congreso de Neumomadrid.

Así, Marta Morales Machua, enfermera de exploración funcional de Neumología del Hospital Universitario Rey Juan Carlos de Móstoles, Madrid, ha expuesto la elaboración de un programa multidisciplinar para el paciente con EPOC mediante el uso de eSalud, un conjunto de TICs que se emplean en materia de prevención, diagnóstico, tratamiento, seguimiento, así como en la gestión de la salud, para medir la evolución del paciente y el apoyo familiar.

"Dado el aumento de patologías crónicas y el envejecimiento de la población, es necesaria la elaboración de estos programas que mejoren la vida de los pacientes, ayudando a dar respuesta a la demanda y evitar los reingresos", ha afirmado.

En líneas futuras, "se plantearía una evaluación del programa una vez realizada la implantación del servicio de eSalud para los pacientes con EPOC. Para ello, se debería realizar a los distintos pacientes y familiares involucrados, así como al personal sanitario que ha intervenido, una valoración mediante una encuesta estructurada para conocer la satisfacción del proyecto, así como el registro de las posibles mejoras a implantar", ha asegurado Morales Machua.

Por su parte, Marta Padilla, enfermera de la Unidad de Hospitalización a Domicilio del Servicio de Neumología del Hospital Universitario 12 de Octubre y miembro del grupo de trabajo de Enfermería de Neumomadrid, ha hablado sobre el programa de atención al paciente EPOC "frágil de dicho hospital y de la necesidad de dar una respuesta asistencial a un subgrupo de pacientes con esta enfermedad".

"Los objetivos del programa son disminuir estas visitas a urgencias e ingresos y mejorar la calidad de vida del paciente. Realizamos un seguimiento telefónico y a domicilio de estos pacientes, a los que atendemos de forma programada adecuando la periocidad a las características del paciente, o bien a demanda, cuando detecta signos o síntomas de una exacerbación", ha explicado la enfermera.

"En el domicilio realizamos anamnesis y exploración física del paciente, tenemos la posibilidad de realizar algunas pruebas como analíticas, gasometría arterial, espirometría. Revisamos y, si es necesario, modificamos el tratamiento farmacológico y valoramos la adherencia y el buen uso de las terapias respiratorias domiciliarias, así como de la terapia inhalada", ha asegurado.

DOS COMUNICACIONES

Para finalizar la jornada, Silvia Arranz Alonso, de la Fundación para el desarrollo de la Enfermería, y Víctor Martínez Viola, enfermero de la Unidad de Neumología del Hospital Universitario Fundación Alcorcón, han moderado una mesa técnica en la que se han expuesto dos comunicaciones.

La primera ha tratado sobre las "Nuevas técnicas broncoscopicas. Reducción de Volumen", que ha sido presentada por Susana Álvarez López, enfermera del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz de Madrid, en la que mostraba los últimos avances que se utilizan para el tratamiento de pacientes con hiperinsuflación.

La segunda ha tratado sobre la "Calidad asistencial en el laboratorio de función pulmonar". Almudena Batanero Rodríguez, enfermera del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz de Madrid, ha hecho hincapié, "de forma, clara y metódica, sobre todos los apartados necesarios que hay que tener en cuenta para que las pruebas diagnósticas practicadas a los pacientes se puedan considerar fiables y de alta calidad".