GRACIAS TAMBIÉN AL USO DE ROBOTS QUIRÚRGICOS

Las técnicas de imagen han permitido reducir al mínimo las complicaciones tras la cirugía del cáncer de próstata

Jornada de ´Cátedras en red' de Janssen
JANSSEN
Actualizado 06/10/2014 19:11:51 CET

MADRID, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

En los últimos años se han producido grandes progresos en técnicas de diagnóstico y tratamientos para cáncer de próstata entre las que destacan el uso de técnicas de imagen, que junto al uso de robots han permitido hacer una resección "muy localizada" del tumor y "reducir al mínimo las complicaciones postoperatorias".

"Eran el principal caballo de batalla de los enfermos prostatectomizados", según ha destacado el director del Aula de Innovación en Terapéutica Farmacológica de la Clínica Universidad de Navarra, Jesús Honorato, durante una jornada enmarcada en el programa 'Cátedras en Red' de Janssen que se ha celebrado en Santander.

En esta reunión, urólogos, oncólogos médicos y oncólogos radioterápicos compartieron puntos de vista, demandas, necesidades y aspiraciones en cuanto al abordaje del cáncer de próstata en sus distintas fases y desde la perspectiva de cada una de las especialidades.

En las fases precoces del cáncer de próstata los especialistas destacaron el papel de la cirugía y la radioterapia como los principales pilares del tratamiento de este tumor, a los que se han sumado en los últimos seis años terapias para fases más avanzadas y de metástasis del cáncer, entre ellas los tratamientos hormonales.

Por lo que respecta a la quimioterapia, según ha añadido este experto, "la deprivación androgénica sigue siendo fundamental y la aparición de fármacos como abiraterona, que actúan con más efectividad en este campo ha resultado un avance fundamental".

En los estudios más recientes, estos tratamientos han demostrado ser capaces de incrementar la supervivencia de los pacientes en la última etapa del cáncer después de quimioterapia, y han demostrado también su eficacia.

Esto hace que el futuro más cercano se presente alentador para el desarrollo de nuevas terapias, gracias a un "mejor conocimiento de los mecanismos celulares implicados en la progresión del cáncer de próstata, y en los implicados en la resistencia a la deprivación androgénica".

"Va a permitir el diseño de nuevos fármacos, capaces de aumentar la supervivencia y la calidad de vida de los pacientes con cáncer de próstata avanzado resistente a castración que actualmente son los que presentan una respuesta menos eficaz a los tratamientos de que ya disponemos", ha defendido Honorato.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter