Los síntomas cognitivos de la depresión persisten pese al tratamiento

Depresión, tristeza
PIXABAY
Publicado 15/02/2018 18:17:19CET

MADRID, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

Expertos reclaman tratamientos para la depresión más específicos que los actuales, que son de amplio espectro, sobre todo porque más del 70 por ciento de los pacientes que responden a los mismos siguen presentando síntomas cognitivos.

Así lo ha reconocido el médico psiquiatra Luis Gutiérrez Rojas, del Complejo Hospitalario de Granada, durante una jornada de trastornos afectivos organizada por Lundbeck en Barcelona, destacando que entre los síntomas cognitivos más habituales en la depresión se encuentran las dificultades de concentración, atención, memoria, de toma de decisiones y planificación.

"Los síntomas cognitivos no siempre mejoran a pesar de que el paciente sienta una mejoría clínica global a nivel afectivo. Dichos síntomas son una pieza clave si queremos que el paciente tenga calidad de vida y pueda recuperar la funcionalidad laboral", ha defendido.

Este experto admite que una queja frecuente de un paciente que presenta una respuesta parcial es que se sienten mejor pero no llegan a estar "como antes de padecer la enfermedad".

Algo en lo que coincide el director del Departamento de Salud Mental de la Facultad de Medicina de la Universidad de Siena (Italia), Andrea Fagiolini, que cita casos de pacientes que "ya no están deprimidos, pero que aún se quejan de dificultad para concentrarse, de una motivación reducida o de la incapacidad para sentir".

Por otro lado, durante el encuentro los participantes han destacado que la relación entre el profesional sanitario y el paciente resulta fundamental para lograr una buena adherencia terapéutica en enfermedades crónicas como la depresión y trastorno bipolar, que exigen tratamientos de mantenimiento.

"La relación médico paciente está sometida a cambios constantes. Los usuarios de la sanidad reclaman cada día mayor protagonismo y existen múltiples canales de información online, no todos rigurosos", ha apuntado el jefe de Servicio de Psiquiatría y Psicología del Hospital Clínic de Barcelona, Eduard Vieta.

De hecho, y dado que la depresión es un fenómeno psicobiológico, el médico debe combinar un conocimiento profundo de la neurociencia del cerebro con habilidades de tipo clínico, psicológico e interpersonal.