¿Y si necesitas ir al médico cuando estás de vacaciones?

Médico en vacaciones, asistencia sanitaria en vacaciones
DOCTORALIA / SHUTTERSTOCK
Publicado 27/07/2018 11:54:11CET

MADRID, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

Las vacaciones estivales representan el momento de descanso para toda la población, pero, en ocasiones, una dolencia, ya sea leve o grave, o un accidente puede truncar esos días de diversión y placer.

Según el Ministerio de Sanidad, los factores clave que pueden determinar los riesgos a los que puede estar expuesto el viajero son el medio de transporte utilizado para viajar, el destino, la duración del viaje, la finalidad del mismo, el tipo de alojamiento o la higiene de los alimentos y la red de saneamiento. Además, también influyen la salud previa de la persona que viaja y la conducta que adopte durante los días en cuestión.

Por otra parte, desde el Ministerio instan a tener en cuenta la epidemiología de las enfermedades infecciosas del país de destino de los viajeros. Los brotes de enfermedades infecciosas onocidas o nuevas enfermedades emergentes son a menudo impredecibles, añaden.

Por lo tanto, además de fijar una fecha y un destino, hacer la maleta y hacer una lista de las actividades que se van a realizar durante el viaje, es importante pensar en la asistencia sanitaria. La plataforma Doctoralia proporciona las claves a tener en cuenta si se quiere tener el acceso a un médico en según qué lugar a donde se viaje.

- Si se viaja dentro de España. En el caso de viajar dentro del país y tener cobertura médica privada, aconsejan informarse sobre el cuadro médico de la mutua o aseguradora en el destino elegido. De esta manera se sabrá a ué centros acudir y qué especialistas se pueden visitar.

- Si viajas por Europa. Igualmente, y si se dispone de seguro privado, hay que consultar qué convenios tiene la mutua o aseguradora con centros de salud del país europeo que se vaya a visitar.

Por otro lado, si no se tiene sanidad privada, Doctoralia aconseja solicitar la Tarjeta Sanitaria Europea, un documento que acredita el derecho del titular a recibir prestaciones sanitarias en centros sanitarios públicos de países miembros de la Unión Europea, como Islandia, Noruega y Suiza.

No obstante, esta tarjeta no certifica que toda la atención médica sea gratuita, ya que depende de la política sanitaria de cada país. Los expertos recomiendan combinar este servicio con un seguro de viaje.

La web de información europea 'Tu Europa' recuerda que los sistemas sanitarios y de seguridad social varían entre los países miembros. En algunos de ellos, explican, es posible que haya que pagar directamente al médico o al hospital, a pesar de que en el país de origen no haya que hacerlo. Exhortan, también, a asegurarse de recibir tratamiento en el sistema de sanidad pública.

- Si viajas fuera de Europa. Tanto si se tiene un seguro médico como si no, es esencial contratar un seguro de viaje con cobertura sanitaria, indica Doctoralia. Si bien no es obligatorio, será vital si se necesita acudir al doctor, indican. Además, en algunos países como Rusia, Mongolia o Armenia es necesario acreditar que se dispone de él para poder entrar y conseguir un visado.

Hay que leer con detenimiento, igualmente, qué tipo de cobertura ofrecen los diferentes seguros disponibles. Dan un ejemplo: si se va de crucero se necesita una póliza que incluya expresamente este tipo de viaje.

Por último, hay que informarse bien del precio de la cobertura sanitaria en el destino. Si es cara, como en Estados Unidos o Japón, el capital que cubra el seguro deberá ser más alto también, con lo que se logra la certeza de estar bien cubierto y no tener que abonar dinero.

- Antes de partir, continúan, hay querevisar qué seguros se tienen contratados, pues algunos ya cubre asistencia médica en viajes. Si es así, hay que consultar dónde están los centros a los que se puede acudir.

En caso de viajar en coche, hay que comprobar que el seguro del mismo tiene incorporada la asistencia en el viaje, tanto para el vehículo como para el tomador y sus familiares.

Si durante el viaje se van a realizar actividades de riesgo, como escalada o parapente, hay que conocer si el precio incluye un seguro. En la mayoría éste debe pagarse aparte, pero es una inversión que merece la pena, insisten desde Doctoralia, porque si ocurre algo la empresa se haría cargo de gestionar la asistencia médica.

Asimismo, es recomendable informar a la mutua o aseguradora de qué tipo de actividades se realizarán durante el viaje para que confirme si también ellos pueden ofrecer asistencia médica en caso de urgencia.

Hay que poner especial atención a la cobertura que proporciona el seguro médico privado a las mujeres embarazadas, a los enfermos crónicos o a los que están pendientes de someterse a una operación.