Contador

EL 90% DE LAS INFECCIONES EN PRIMEROS AÑOS SON VÍRICAS

Si tu bebé tiene infección, es más probable que sea un virus y no necesite antibiótico

Bebé llorando
PIXABAY
Publicado 18/11/2016 17:52:51CET

   MADRID, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

   El Comité de Medicamentos de la Asociación Española de Pediatría (AEP) ha recordado que más del 90 por ciento de las infecciones que tienen los niños durante los 2-3 primeros años de vida están causadas por virus y, por tanto, no necesitan antibióticos para su curación ya que estos sólo se utilizan para tratar infecciones causadas por bacterias.

   Con motivo del Día Europeo del uso prudente de estos medicamentos que se celebra este viernes, 18 de noviembre, los pediatras han llamado la atención sobre el mal uso que se puede estar haciendo de estos fármacos en el ámbito de la Pediatría ya que "no hay duda de que un alto porcentaje de los antibióticos prescritos no son necesarios", ha defendido Roi Piñeiro Pérez, miembro de dicho Comité.

   De hecho, este experto reconoce que pese a la baja frecuencia de las infecciones bacterianas en los primeros años de vida "es raro encontrar un niño español menor de 3 años que no haya recibido dos o tres ciclos antibióticos, como mínimo, a lo largo de su corta vida".

   En este sentido, los pediatras recuerdan que el riesgo del uso indebido y el abuso de antibióticos se debe al desarrollo de resistencias a los mismos por parte de los microorganismos, de tal forma que "si no los cuidamos entre todos, mañana no servirán para curar".

   "Hay algunos antibióticos, como la penicilina, que ya solo son efectivos en algunas enfermedades. Cuando no sirvan para curar ninguna infección, será como si se hubieran extinguido, pues no tendrá sentido fabricarlo", ha lamentado Piñeiro, que avisa que el ritmo de desarrollo de nuevas resistencias por parte de las bacterias es mayor que la aparición de nuevos antibióticos por lo que, si no se invierte esta tendencia, existe el riesgo potencial de volver a la era preantibiótica, y a la llegada de infecciones frente a los que no existiría ningún tratamiento eficaz.

   Además de llamar a la responsabilidad de los profesionales de la salud de utilizarlos adecuadamente y basándose en la evidencia científica actual, los pediatras apelan a la de los padres para que "confíen en su pediatra" y reconocen que en ocasiones existe presión de la familia que exige un determinado antibiótico para que se cure el catarro de su hijo.

   "Los síntomas de los catarros se pueden aliviar con otros medicamentos, como los analgésicos que disminuyen el malestar o el dolor. En el caso de la gripe, la única manera de prevenir su aparición y síntomas es a través de la vacunación", ha defendido.

   Por otro lado, este experto subraya que las enfermedades son evolutivas y recomienda esperar a un tiempo prudencial que permita observar la evolución de las patologías y tener un diagnóstico, antes de administrar un antibiótico.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter