La SEOM destaca que el descubrimiento del iPARP "ha cambiado el pronóstico de las recaídas en cáncer de ovario"

Metástasis cáncer de ovario
IDIBELL-ICO - Archivo
Publicado 03/05/2018 13:33:33CET

MADRID, 3 May. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) ha destacado que el descubrimiento en el año 2014 del inhibidor de la enzima Parp (iPARP), efectivo en cáncer de ovario con mutación de genes BRCA (siglas en inglés de 'proteína de susceptibilidad al cáncer de mama'), "ha cambiado las perspectivas de las mujeres con recaída de cáncer de ovario con respuesta a terapia basada en platino y mutación BRCA".

En febrero de 2013, la SEOM puso en marcha una campaña de comunicación bajo el lema 'En Oncología, cada avance se escribe con mayúsuclas'. Desde entonces, mensualmente la Sociedad detalla la evolución y los avances que han supuesto los principales tumores. Para este mes de mayo, con motivo de la celebración el 8 de mayo del Día Mundial, han resaltado los avances más importantes en cáncer de ovario.

Por ejemplo, y centrándose en el descubrimiento del iPARP, la SEOM explica que los resultados del estudio NOVA, que emplea niraparib (iPARP) como terapia de mantenimiento para pacientes con recaída de cáncer de ovario, en el que hay beneficio significativo tanto en pacientes mutadas como en aquellas que no tienen la mutación y la aprobación de este fármaco por la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) a final del año 2017, supone otro de "los pequeños progresos" que ha mostrado beneficio para los pacientes.

"Estos pequeños avances, considerados de manera aislada, podrían haber sido considerados de escasa relevancia, pero acumulados entre sí han llevado a cambiar en muchos casos de una manera notable el pronóstico, la supervivencia y la calidad de vida de muchos pacientes", aseguran.