Salud planea reducir hasta 8.000 ingresos hospitalarios este año con la reorganización de servicios

Actualizado 27/05/2013 12:19:19 CET

BARCELONA, 27 May. (EUROPA PRESS) -

El Servicio Catalán de la Salud (CatSalut) planea reducir entre 6.000 y 8.000 ingresos hospitalarios este año --alrededor del 1% de las 750.000 altas que se producen--, mediante la aplicación de planes de reordenación asistencial y territorial (RAT).

Las RAT, una veintena de proyectos que se aplicarán progresivamente hasta 2015, prevén un descenso final de 18.000 ingresos cuando estén implantadas por completo, según ha explicado a Europa Press el gerente de Planificación, Compra y Evaluación de Servicios Asistenciales del CatSalut, Àlex Guarda.

Así, según las cifras que maneja la Conselleria de Salud, deducidas de la comparación entre hospitales y que fueron presentadas en una reunión del CatSalut con proveedores la semana pasada, cerca de medio millón de consultas externas son evitables --un 3,7% del total--, junto con el 10% de las hospitalizaciones y el 30% de los reingresos.

La primera de estas reorganizaciones se ha concretado en el Parc de Salut Mar de Barcelona, donde está prevista una reducción a partir de septiembre del 37% en el número de camas disponibles para la hospitalización de pacientes con problemas agudos de salud mental, tras el cierre de esta unidad en el Centro Fórum y la concentración de dichos servicios en el Hospital del Mar y el centro Emili Mira, entre otras medidas.

Guarda ha señalado que otras dos de estas reorganizaciones se plantean en las comarcas barcelonesas del Vallès y Baix Llobregat, donde se mancomunarán los servicios de cardiología, neurología, traumatología, oncología y cirugía vascular en los hospitales de Mollet, Granollers y Sant Celoni, por un lado, y el General de L'Hospitalet, el Moisès Broggi y Bellvitge, por el otro.

Las reorganizaciones pretenden "generar sinergias entre servicios, mejorar la calidad y los resultados asistenciales", ha defendido Guarda, si bien ha reconocido que estos cambios pueden generar resistencias entre los profesionales sanitarios, molestos por los recortes que vienen soportando desde hace tres años, y también entre las patronales concertadas, que han visto como este año vuelven a recortarse las tarifas que cobran en un 4,6%.

Más allá de vincularse a hospitales concretos, el gerente del CatSalut ha explicado que algunos de estas reorganizaciones afectarán a servicios generales de toda Catalunya, como la atención a los pacientes crónicos y la intención de "revisar el modelo de atención" en los geriátricos, donde residen actualmente 60.000 catalanes.

Guarda ha justificado los cambios por el aprobado Plan de Salud 2011-2015, y ha insistido en que la medicina del futuro "tiene que ser diferente" para hacer frente a los cambios poblacionales experimentados en los últimos años, una modificación que requiere del concurso de los profesionales.

"La distribución de actividad indudablemente afectará a servicios", ha reconocido Guarda preguntado sobre la posibilidad de que las RAT comporte despidos, aunque ha precisado que la actividad se tendrá que hacer igual y por tanto, más que pérdidas de empleos, se plateará una mayor movilidad de los profesionales entre centros.

COMPRA DE RESULTADOS

El CatSalut, que ha iniciado la explicación de este cambio de paradigma también en una reunión de su consejo de dirección, defiende que se trata de una modernización del sistema sanitario y, en un documento sobre la política de contratación de servicios en 2013, al que ha tenido acceso Europa Press, apunta a la puesta en marcha de un "modelo de contratación centrado en la compra de resultados".

Con ello, Salud aspira también a "ganar en transparencia y rendición de cuentas", a la par que potencia la utilización de las TIC para el pleno desarrollo de la historia clínica compartida, la carpeta personal de salud y la receta electrónica.

Bajo esta premisa, en 2013 está prevista la adjudicación de un tratamiento substitutivo para tratar la insuficiencia renal crónica, y el diseño de un modelo de contratación del transporte sanitario cuya licitación debería producirse a principios de 2014.