La salud es "esencial" para aumentar la productividad y la competitividad de las empresas, según un experto

Publicado 24/04/2018 12:13:08CET

MADRID, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

"La salud y el bienestar personal son esenciales para aumentar la productividad, competitividad y sostenibilidad de las empresas", tal y como ha asegurado el director de Relaciones Institucionales de Quirónprevención, el doctor Leopoldo Álvarez, en una Jornada de Alimentación, Hidratación y Actividad Física en el Entorno Laboral.

En este sentido y en la misma jornada, organizada por Quirónsalud, el especialista en Medicina de la Educación Física y el Deporte de Quirónprevención, el doctor Gonzalo Correa, ha especificado que "los trabajadores de una organización son su principal valor, y si gozan de buena salud son más productivos y presentan una menor tasa de absentismo".

Pero el objetivo actual se sitúa no sólo en el hecho de cuidar la salud de los trabajadores sino que "el profesional sanitario ha de ir más allá y desempeñar un papel activo en la participación y promoción de la salud", según el doctor Álvarez.

Para ello, la concienciación de los trabajadores sobre hábitos saludables cumple un papel "importante", según el mismo profesional, y los tres factores fundamentales en este ámbito son la alimentación, la hidratación y la actividad física, que además sirven para luchar contra determinadas enfermedades del siglo XXI.

EJERCICIO Y CORRECTA ALIMENTACIÓN

El doctor Correa ha incidido en que el sedentarismo es uno de los principales factores de riesgo cardiovascular y que puede modificarse gracias al ejercicio físico. Así, ha propuesto que las autoridades pertinentes premien a las empresas que invierten recursos económicos y humanos en programas de actividad física.

Por su parte, en referencia a una alimentación saludable en el entorno laboral, la directora de Proyectos de la Fundación Española de la Nutrición, la doctora Emma Ruiz, ha dicho que ha de ser percibida como "una inversión y no como un gasto".

Una mala alimentación en el trabajo causa pérdidas de hasta un 20% en la productividad, tanto en casos de desnutrición, como por exceso, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

"Incrementa los costes médicos directos e indirectos, aumenta el ausentismo laboral y se producen menos ingresos económicos", ha especificado la doctora Ruiz.

Conseguir una alimentación saludable en el entorno laboral ha de ser un trabajo "multidisciplinar", según la doctora Ruiz. "Deben participar dietistas-nutricionistas, médicos, enfermeros, farmacéuticos" y de forma coordinada, ha explicado.

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.