TRAS DOS CASOS DE CÁNCER EN PACIENTES TRASPLANTADOS

R.Unido.- Inician una investigación para conocer la calidad de los órganos trasplantados

donacion de organo
EP/SESCAM
Actualizado 23/03/2011 20:10:49 CET

La mayor edad de los donantes aumenta las probabilidades de que los órganos estén afectados

MADRID, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del Royal Hospital de Liverpool han anunciado que van a iniciar una investigación para conocer la calidad de los órganos que se utilizan en los trasplantes realizados en Reino Unido, después de detectar que dos pacientes que habían recibido sendos riñones de un mismo donante han desarrollado cáncer.

Según explica la organización de trasplantes de dicho país, la NHS Blood and Trasplant (NHSBT), la inmediatez de muchos trasplantes impide comprobar hasta qué punto están dañados los órganos que se utilizan en estas intervenciones.

De hecho, en el caso que ha motivado el estudio, fue la autopsia posterior realizada a la donante la que determinó que ésta padecía un linfoma intravascular de células B que previamente había pasado desapercibido en las pruebas rutinarias de seguridad.

"Cuando los riñones fueron trasplantados, el equipo quirúrgico desconocía totalmente que el donante podía tenía cáncer", según señaló a la BBC, en declaraciones recogidas por Europa Press, el director médico del hospital, Peter Williams,de modo que "en días posteriores, cuando se llevó a cabo la autopsia, fue cuando se descubrió la enfermedad de la donante".

Aunque la transmisión de enfermedades con un trasplante suele ser puntual, la NHSBT reconoce que, a medida que los donantes tienen cada vez más edad, hay más probabilidades de que los órganos lleven enfermedades.

Por ello, explica el director médico de esta entidad, James Neuberger, con esta investigación se podrá saber la frecuencia con que un órgano enfermo es trasplantado a un paciente.

El estudio se encargará primero de recoger todos los datos disponibles en centros de trasplante y posteriormente se establecerán estrategias con especialistas para reducir el riesgo.

No obstante, Neuberger recuerda que "los trasplantes no están libres de riesgo, ya que estamos hablando de órganos de segunda mano".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter