El robot Da Vinci permite al cirujano ver "como si tuviera sus propios ojos en el interior del cuerpo del paciente"

Actualizado 18/04/2018 17:18:56 CET

MADRID, 18 Abr. (EUROPA PRESS) -

El robot 'Da Vinci' permite al cirujano obtener una "ventaja clara porque las imágenes tridimensionales permiten al cirujano tener una visión mucho más clara, como si tuviera sus propios ojos en el interior del cuerpo del paciente", según ha señalado el doctor Carles Xavier Raventós, urólogo de Centro Médico Aloma.

"En la cirugía laparoscópica tradicional, los cirujanos pueden presentar las limitaciones propias del ser humano a la hora de realizar técnicas complejas como la sutura y la ligadura dentro del abdomen, mejorando la meticulosidad y la precisión de los movimientos", ha declarado.

Las imágenes en 3D permiten al cirujano observar "con detalle" los tejidos y estructuras anatómicas que "sumado a una mejor maniobrabilidad quirúrgica, permiten realizar la disección con mayor precisión".

Para el paciente, el resultado es una cirugía de mayor calidad, con mejores resultados funcionales, asegurando en mayor medida la continencia urinaria y la función eréctil, sin compromiso de los resultados oncológicos pero menos traumática que la prostatectomía tradicional.

"Son sobre todo candidatos a la prostactomía radical con Da Vinci aquellos pacientes con cáncer de próstata causado por un tumor agresivo o multifocal", según Raventós. "Sin duda, la cirugía laparoscópica asistida por robot es la mejor opción para la extirpación de la próstata y reconstrucción de la vía urinaria", ha asegurado el especialista.

Por último, la adquisición de Da Vinci "permite ofrecer el abanico completo de posibilidades a nuestros pacientes, siempre apostando por los tratamientos menos invasivos y que priorizan una mejora de su calidad de vida", según la directora general de Centro Médico Alomar, Laura Casanovas.