Riesgos de comprar lentillas por Internet

Lentillas.
COOCYL
Publicado 26/07/2018 11:42:18CET

   MADRID, 26 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El Colegio de Ópticos Optometristas de Castilla y León (COOCYL) ha avisado de que adquirir lentillas por Internet puede provocar "graves riesgos" para la salud visual como, por ejemplo, ojos rojos, erosiones epiteliales, queratitis, conjuntivitis, sequedad ocular y falta de oxígeno que pueden derivar en problemas más graves como infecciones o lesiones oculares.

   De hecho, un estudio desarrollado en la Universidad de Georgetown (Estados Unidos) concluyó que los consumidores que adquirieron sus lentes de contacto en establecimientos no autorizados, no cumplían con las prácticas óptimas de limpieza y mantenimiento de las lentes, multiplicándose así los riesgos y las anomalías oculares que el mal uso de las lentes de contacto lleva consigo.

   Asimismo, otra investigación desarrollada por científicos de la Melbourne University (Australia) demostró un mayor riesgo de desarrollar queratitis microbiana (una infección poco frecuente pero grave que afecta normalmente a cuatro de cada 10.000 usuarios de lentes de contacto por año) en personas que adquirieron sus lentes 'on line'.

   Por ello, la secretaria general de COOCYL, Ana Belén Cisneros, ha destacado la importancia de que todos los usuarios de lentes de contacto opten por comprar y reponer sus lentillas en establecimientos sanitarios de óptica especializados y homologados, con el fin de obtener una atención individualizada y personalizada y con garantías de control, almacenamiento, registro, temperatura, servicio y reclamación.

   "Los ópticos optometristas determinamos exactamente, a través de un estudio clínico, qué tipo de lente de contacto es más adecuada para los ojos y el estilo de vida concreto de cada usuario", ha dicho la secretaria general de COOCYL.

VENTAJAS Y CUIDADO DE LAS LENTES DE CONTACTO

   Dicho esto, Cisneros ha destacado los beneficios que pueden proporcionar las lentes de contacto con una atención individualizada del óptico-optometrista. Y es que, proporcionan un campo visual total sin la interferencia de las monturas; proporcionan visión e imágenes más naturales; facilitan la práctica de deportes y actividades físicas y de ocio; y se puede elegir entre diversas alternativas de usos y reemplazos.

   Todo ello, sin olvidar unas pautas básicas higiénicas y desinfectantes ya que, como añade la secretaria general de COOCYL, al estar en contacto directo con el ojo, existe riesgo de infección y daños en la visión: lavarse siempre las manos con jabón, enjuagárselas y secárselas antes de manipular sus lentes; y usar siempre los productos y soluciones recomendados por su profesional y no cambiarlos sin su consentimiento.

   Otros consejos pasar por no dormir nunca con las lentes puestas a no ser que sean específicas para ello, ni utilizarlo las lentes de contacto más horas o más días de los indicados por su óptico-optometrista; no usarlas si se tiene síntomas oculares de infección, inflamación, alergia, daño, dolor, irritación, quemazón, sensación de cuerpo extraño o anormalidad que afecte a la córnea, conjuntiva y párpados; y adquirir siempre las lentes de contacto en establecimientos sanitarios.