Contador

DÍA MUNDIAL SIN TABACO

La rehabilitación respiratoria permite mejorar la tolerancia del paciente al esfuerzo físico

Publicado 30/05/2017 13:58:29CET

MADRID, 30 May. (EUROPA PRESS) -

La rehabilitación respiratoria es un programa multidisciplinar que permite mejorar la tolerancia del paciente al esfuerzo físico para intentar recuperar una vida normal e independiente, en la medida de lo posible, según han explicado los neumólogos del Policlínico HM Matogrande, Fernando Molina y Lara Fontán.

Esta técnica mejora la calidad de vida del paciente con enfermedades respiratorias derivadas del tabaquismo, como EPOC, bronquitis o enfisema pulmonar, y reduce la fatiga y otros efectos adversos. Para ello, se combinan distintos programas con diferentes vertientes como son la deshabituación tabáquica, la educación, la nutrición, la fisioterapia respiratoria, y el ejercicio físico.

Es un complemento al tratamiento farmacológico que empieza, como primer esfuerzo y como condición 'sine qua non', por el abandono del hábito tabáquico", según han explicado los doctores Molina y Fontán.

TRES SESIONES SEMANALES

Normalmente la rehabilitación se suele programar por un período no inferior a 8 semanas, con tres sesiones semanales que se plantean en función de las necesidades de cada paciente, de forma absolutamente personalizada.

"Es importante desarrollar estos programas en un entorno vigilado, con diferentes profesionales de la salud, con un supervisor médico durante toda la sesión y con el acompañamiento de fisioterapeuta, enfermera o personal sanitario especializado en la atención de este tipo de patologías", ha señalado la doctora Fontán.

Al terminar el programa, el paciente se lleva unas pautas y ejercicios para continuar el trabajo en su casa, ya que es muy importante mantener los hábitos saludables adquiridos durante el programa, para que sus efectos beneficiosos no se pierdan en el transcurso de unos meses.

DATOS ALARMANTES

El tabaco causa 60.000 muertes anuales en España y más de 25 enfermedades. Además, es desencadenante del 30 por ciento de los cánceres, fundamentalmente del de pulmón, del 75 por ciento de las enfermedades respiratorias, entre otras.Sin embargo, el 24 por ciento de la población española mayor de 15 años sigue fumando.

Los especialistas también han incidido en que las campañas contra el tabaco muestran buenos resultados en el público adulto, pero se aprecia que no disminuye el número de adolescentes fumadores y que se incrementa de forma alarmante el número de mujeres.

"Deben realizarse labores educativas desde edades muy tempranas sin olvidar el papel ejemplarizante que deben tener los padres, no fumando", ha concluido el doctor Molina.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter