La rehabilitación del daño cerebral adquirido, "expulsada" de la sanidad pública

Luciano Fernández y Valeriano Garcia
FEDACE
Publicado 25/10/2016 15:15:07CET

   MADRID, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

   En España se registran cada año unos 104.000 casos de daño cerebral adquirido de los que el 80 por ciento necesitarán rehabilitación funcional para recuperarse de las secuelas pero, sin embargo, actualmente el Sistema Nacional de Salud (SNS) sólo tiene plazas públicas o concertadas específicas para esta atención para el 2 por ciento de estos afectados.

   Así se desprende de un informe presentado este martes por la Federación Española de Daño Cerebral (FEDACE), cuyo director, Valeriano García, ha denunciado que el sistema "expulsa" a la mayoría de estos afectados cuando reciben el alta hospitalario, lo que hace que "o no reciban esta atención o se la deban pagar por su cuenta".

"El SNS se conforma con salvar vidas pero la atención de estos afectados no acaba con el alta hospitalaria, ya que entonces aparece la angustia de los pacientes y sus familias. La rehabilitación es clave para recuperar su funcionalidad, es prevenir dependencia", ha denunciado.

   En total se estima que en España hay 420.000 personas con un daño cerebral adquirido, la mayor parte de estos casos (78%) ha tenido su origen en un ictus y el 22 por ciento restante en traumatismos craneoencefálicos, anoxias o tumores cerebrales. Y en el 89 por ciento de los casos tendrán dificultades para seguir con su vida diaria.

SÓLO 733 PLAZAS PÚBLICAS

   Pese a esto, el informe muestra como actualmente sólo existen 733 plazas públicas con recursos específicos para la atención del daño cerebral adquirido, de las que 259 son en unidades hospitalarias de neurorehabilitación, 178 en unidades de rehabilitación en régimen de hospital de día, 170 en unidades ambulatorias de rehabilitación, 91 en residencias y 11 en pisos tutelados.

   A ellas habría que sumar las 1.265 plazas que la Administración tiene concertadas con otras entidades pero, aún así, en total sólo el 1,9 por ciento de los nuevos casos tienen cubierta su rehabilitación.

   Asimismo, también existen otras 2.261 plazas privadas pero el coste de la rehabilitación funcional de estos afectados puede rondar los 6.000 euros mensuales, según ha destacado el director de FEDACE.

   El problema, ha añadido, es que en algunas comunidades como Aragón, Asturias, Canarias o La Rioja no hay ninguna plaza específica pública ni concertada y en otras, como Castilla y León, apenas hay 6 plazas concertadas para atender a los 6.240 nuevos casos que hay cada año.

SOBRECARGA PARA LAS FAMILIAS

"La atención es escasa, desorganizada, desigual e injusta", ha señalado García, que lamenta que muchos pacientes son atendidos en unidades que no están específicamente preparadas y que esta situación suponga una sobrecarga innecesaria para los familiares que, en ocasiones, pueden caer en terapias milagro o experimentales.

   "Los familiares no son terapeutas y no se les puede dar ese papel. Deben ser informados de todo lo que le puede pasar al afectado pero no se les puede hacer responsables de su cuidado", ha insistido el director de FEDACE.

   En ello ha coincidido el presidente de esta entidad, Luciano Fernández, padre de un afectado por este trastorno, que lamenta que "la discapacidad, las barreras para desenvolverse de forma independiente, el aislamiento social y la carga familiar son realidades que comienzan a vivirse desde el alta hospitalaria".

   Y por ello, con motivo del Día del Daño Cerebral Adquirido que se celebra este miércoles 26 de octubre reclaman establecer un criterio diagnóstico de este trastorno que garantice su rehabilitación, que se analicen las necesidades de este colectivo y que se evite su exclusión. "Una vida salvada merece ser vivida con dignidad", ha espetado.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter