Contador

TÉCNICA MENOS INVASIVA

Reducir el temblor característico del Parkinson es posible gracias a una técnica de ultrasonido

Reducir el temblor característico del Parkinson es posible
HM CINAC
Publicado 12/04/2017 13:30:24CET

   MADRID, 12 Abr. (EUROPA PRESS) -

   La técnica de ultrasonido focal de alta intensidad (HIFU) utilizada en pacientes con Parkinson es una técnica menos invasiva que permite mejorar de forma sustancial la calidad de vida de estos, ya que es posible que se reduzca el temblor característico de la enfermedad y, por lo tanto, mejore la calidad de vida del paciente, según ha destacado el director del Centro Integral de Neurociencias AC, HM CINAC, José A. Obeso.

   Los aspectos relacionados con esta técnica han sido expuestos durante la celebración de 'Enfermedad de Parkinson, 200 años después', que tuvo lugar el 5 de abril y que ha servido de jornada previa a la celebración del Día Mundial del Parkinson.

   Así, el HIFU entró en funcionamiento en HM CINAC en julio de 2015 y, hasta la fecha, 50 pacientes han sido tratados para abordar el temblor esencial o la enfermedad de Parkinson, pues los resultados satisfactorios han hecho que la demanda de esta técnica haya crecido, ya que incluso permite realizar el tratamiento a pacientes que por riesgo quirúrgico nunca se hubiera realizado según ha señalado el doctor Obeso.

   "HM Puerta del Sur se ha convertido en 18 meses en uno de los 3 centros mundiales con mayor número de casos de HIFU realizados; el otro centro de referencia en Europa por número de casos está en Zurich (Suiza)", ha indicado el doctor.

   La ventaja principal que aporta el HIFU, según Obeso, es que no hace falta realizar ningún abordaje intracraneal, ya que durante el tratamiento se puede observar si la diana y el efecto son los adecuados, al mismo tiempo que se pueden realizar correcciones para mejorar la efectividad y reducir efectos adversos antes de producir la ablación focal del tejido.

   "Destaco la gran seguridad que presenta la técnica, y sobre todo la posibilidad única de ver los resultados en pacientes que produce la aplicación de la tecnología", ha añadido.

   La duración del procedimiento del HIFU es de un total de 3-4 horas y, mediante la toma de imágenes, se realiza la diana o localización elegida sobre la que después actúan los haces de ultrasonido. En el tratamiento como tal se lanzan haces de ultrasonidos, llamadas sonicaciones, al punto diana. Así, los ultrasonidos irán aumentando la temperatura del tejido cerebral de forma progresiva y controlada, hasta realizar la lesión y dar por finalizado el tratamiento. Además, realiza una evaluación continua del paciente para comprobar la eficacia.

   El doctor ha concluido resaltando "la alegría de los pacientes cuando observan que la patología con la que entraban en el hospital ha mejorado de forma espectacular tras un procedimiento de solo 3 horas y que al día siguiente les permite estar en sus casas con una importante mejora de su calidad de vida".

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter