¿Quién fuma más, los hombres o las mujeres?

Consumo de tabaco
PIXABAY - Archivo
Publicado 31/05/2018 14:25:10CET

MADRID, 31 May. (EUROPA PRESS) -

Los tratamientos de deshabituación tabáquica son "más eficaces en
los hombres que entre las mujeres", el 63,4 por ciento de los hombres consigue dejar de fumar, frente al 59,4 por ciento de las mujeres, según datos de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR).

En concreto, solo fracasan el 36,6 por ciento de los hombres que lo intentan con estas terapias de apoyo, frente al 40,6 por ciento de las mujeres, han advertido los neumólogos, en marco del Día Mundial sin tabaco, que se celebra este jueves.

"El tabaquismo tiene unas características diferenciales entre hombres y mujeres, así como diferencias epidemiológicas, en cuanto a las enfermedades asociadas a esta adicción, algunas de las cuales como la EPOC, las enfermedades cardiovasculares, ciertas patologías obstétricas y la osteoporosis afectan en mayor medida a las mujeres, y también en cuanto a la eficacia de los tratamientos de cesación tabáquica, que son más eficaces en los hombres que en las mujeres", ha comentado el presidente electo de SEPAR, Carlos A. Jiménez Ruiz.

Las diferencias de las características de la adicción tabáquica por géneros se han podido constatar mediante un estudio llevado a cabo a partir de una serie de 6.354 individuos que acudieron a la Unidad Especializada en Tabaquismo de la Comunidad de Madrid, de los cuales el 48,2 por ciento eran hombres con una edad media de 50 años y el 51,8 por ciento mujeres con una edad media de 48,6 años, han recordado los neumólogos.

El mismo estudio revela que la motivación para fumar es distinta entre hombres y mujeres, ya que estas fuman más por una recompensa positiva (52,29%) que por una negativa (51,56%), mientras que los hombres lo hacen más por una recompensa negativa (48,44%) que por una positiva (47,71%).

También evidencia que "las fumadoras se plantean dejar de fumar más frecuentemente que el hombre y a edades más tempranas y tienen menor dependencia física por la nicotina que los fumadores. Sin embargo, fracasan más que los varones en su intento de abandonar el tabaco", ha explicado el doctor Jiménez- Ruiz.

DIFERENCIAS EPIDEMIOLÓGICAS

La prevalencia del consumo de tabaco en España es del 34,2 por ciento en hombres y del 27,3 por ciento en mujeres de los 15 a los 64 años de edad, según la Encuesta EDADES 2016, llevada a cabo por el Observatorio Español de las Drogas y las Adicciones y la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas.

A edades más jóvenes, la prevalencia en hombres es del 25,3 por ciento y en mujeres, del 22,4 por ciento. En la mayor parte de grupos de edad los hombres fuman más que las mujeres, salvo en las edades de inicio en que ocurre lo contrario, han recordado los neumólogos.

"Hemos comprobado que las mujeres jóvenes fuman con mayor frecuencia que los hombres jóvenes. Además, se inician de forma más precoz al consumo de tabaco", ha puntualizado el presidente.

Así, de los 14 a los 18 años, se observa que las adolescentes fuman más que los adolescentes, con una prevalencia de tabaquismo del 9,1 por ciento en chicas, frente al 8,7 por ciento en chicos. Y, al llegar a los 18 años, ocurre lo mismo, pues fuma el 20,2 por ciento de las mujeres y el 18,1 por ciento de los hombres, según la Encuesta ESTUDES 2014 (Encuesta Estatal sobre el Uso de Drogas en Estudiantes de Enseñanza Secundaria).

Al llegar a los 18 años, sigue habiendo más mujeres jóvenes que fuman frente a hombres jóvenes. No obstante, la edad de inicio del tabaquismo es prácticamente la misma en ambos géneros: 14,6 años entre los chicos y 14,5 años entre las chicas, según la misma Encuesta ESTUDES.