Contador

Psicólogos de H. Fátima de Vigo ven la lucha contra anorexia y bulimia como un "diario de guerra" consigo mismo

Publicado 30/11/2016 18:17:18CET

VIGO, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

El psicólogo del Hospital Vithas Nuestra Señora de Fátima Pedro Santamaría Gargamala plantea la lucha contra la anorexia y la bulimia, las principales patologías alimenticias, como un "diario de guerra" consigo mismo.

Así lo ha publicado en una nueva entrada en el blog del hospital (http://hospitalvithasfatima.com) con motivo de la conmemoración este miércoles del Día Internacional de Lucha contra los Trastornos de la Alimentación, según informa el centro hospitalario vigués.

El Hospital Vithas Nuestra Señora de Fátima pertenece al grupo Vithas que cuenta en toda España con 12 hospitales y 13 centros especializados denominados Vithas Salud.

La anorexia nerviosa, según recuerda el hospital, es uno de los trastornos de la alimentación "más frecuentes" y se caracteriza por las "inexplicables ganas de adelgazar y bajar de peso y tener una imagen distorsionada de uno mismo".

La bulimia, por su parte, consiste en comer en exceso o de forma compulsiva asociado a un arrepentimiento inmediato que lleva a los pacientes a devolver inmediatamente y a someterse a todo tipo de purgas.

"Ambas son trastornos muy complejos que pueden tener su origen en una personalidad perfeccionista, el miedo, la culpa, situaciones estresantes, relaciones afectivas sentimentales o personales", advierten psicólogos del Hospital Fátima.

Entre el 90 y el 95 por ciento de los casos se da entre mujeres; aunque cada vez se diagnostican más casos entre hombres, especialmente en la variante de intentar adelgazar por exceso de ejercicio. Del mismo modo, lo más habitual es que la enfermedad se dé entre los 12 y los 25 años, aunque es un rango de edad no excluyente.

En términos generales, las pacientes "aceptan con cierta resignación que el tema de conversación con su terapeuta sea el poco peso o sus ganas de adelgazar", indican los expertos. Pero en ocasiones, la pérdida de peso es un efecto secundario de otro problema estresante, por lo que, "el peso no siempre es lo más importante, porque, aunque aumentemos el peso, la paciente no mejorará", según añaden.

"La visión distorsionada del propio cuerpo es una de las características que necesita de mayor conocimiento y aceptación a nivel de toda la sociedad", asegura el psicólogo del Hospital Vithas Fátima, que señala que alude a las prácticas de la industria de la moda, cosmética y estética que buscan "modelos de determinadas medidas intentando hacer un único y válido prototipo de mujer bella" utilizando, incluso, correctores digitales en fotografías.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter