La primera paciente en Europa con el chip de retina 'IRIS II' finaliza el entrenamiento ubicando y distinguiendo objetos

Primera paciente con el chip
CEDIDO POR IMO
Publicado 16/02/2018 12:56:42CET

MADRID, 16 Feb. (EUROPA PRESS) -

La primera paciente en Europa que se ha implantado el chip de retina 'IRIS II', Rosario Juez, ha finalizado el entrenamiento, después de medio año, ubicando y distinguiendo objetos, según han informado desde el Instituto de Microcirugía Ocular, (IMO).

Rosario Juez, quien padece retinosis pigmentaria, ya puede percibir estímulos luminosos que le permiten identificar objetos, aprendiendo a asociar la visión biónica , "puntos e hilos de colores" como ella los define, a la visión real.

Así ha completado el proceso de rehabilitación visual y ha superado los tests de evaluación del dispositivo, tras realizarse una cirugía pionera en el IMO.

Las capacidades que ha adquirido tras 40 horas de entrenamiento en consulta, combinadas con práctica en su casa, son el escaneo con la mirada, la localización y la orientación de objetos, la detección de movimiento, así como el reconocimiento de diferentes tipos de formas, tamaños y contrastes.

"Empezó ejercitándose con objetos grandes y compactos de color blanco sobre fondo negro y, progresivamente, ha ido superándose e incorporando mayor grado de dificultad", ha explicado Carol Camino, especialista en baja visión responsable de la rehabilitación visual.

Además, en las pruebas de evaluación realizadas en febrero ha conseguido, por ejemplo, "situar un terrón de azúcar o una cucharilla de café sobre un fondo gris, aplicando la visión biónica en un entorno en el que las condiciones ya no son artificiales, sino semejantes a la realidad", ha señalado la especialista.

La paciente lo utiliza unas dos horas diarias y, aunque debe seguir adaptándose a su uso para sacarle el máximo potencial, "ya ha podido apreciar pequeños pero significativos cambios", argumentan desde el IMO.

Asimismo, en su hogar, Rosario puede saber "cuándo se ha dejado la luz y el televisor encendidos o dónde está su perro guía, mientras que al salir a la calle cuenta con una ayuda complementaria para sortear todos esos elementos que para ella son obstáculos", explican.

"Mi hija también padece retinosis pigmentaria y todavía le queda mucho por delante. Espero que no tenga que llegar a mi situación; quiero que vea que hay esperanza", ha concluido la paciente.

Esta experiencia corrobora los resultados del ensayo clínico multicéntrico llevado a cabo, también con la participación de IMO, para probar la eficacia y seguridad del chip de retina diseñado por Pixium Vision.