Las piedras en el riñón se pueden prevenir

Piedras en el riñón. Cálculos renales. Litiasis
H. RUBER INTERNACIONAL
Publicado 23/04/2018 12:39:49CET

MADRID, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Unidad de Urología y Andrología del Hospital Ruber Internacional ha implementado un método en el que a través de un análisis de orina y otro sangre consigue diferenciar entre más de 10 enfermedades que pueden estar asociadas con la formación de piedras en el riñón (cálculos renales o litiasis), descubriendo así las causas de aparición y evitando su desarrollo.

Se calcula que entre el uno por ciento y el 20 por ciento de la población padece piedras en el riñón, las cuales se forman por el aumento de los componentes de los cristales de la orina, calcio, fosfato, ácido úrico, oxalato (sustancia química natural que se encuentra en la mayoría de los alimentos), que serán los encargados de formar el primer germen de la futura piedra.

El tamaño puede variar, desde arenilla a fragmentos de gran tamaño que ocupe las cavidades renales o pasar al uréter y ser expulsadas sin causar dolor o molestia. Ahora bien, un 80 por ciento de las litiasis de cuatro centímetros de diámetro van a ser eliminadas sin síntoma alguno, si bien, hay casos que no son tan fáciles de eliminar y hay que recurrir a tratamientos quirúrgicos.

Los síntomas más característicos son el dolor lumbar, dolor intenso en la zona renal, náuseas y vómitos, color anormal de la orina, sangre en la orina, necesidad de ir al baño con mayor frecuencia. No obstante, las piedras que no dan esta clínica también son peligrosas.

En concreto, según han alertado expertos del Hospital Ruber Internacional, cuando llegan a un diámetro de 1 centímetros un 70 por ciento de ellas pueden crecer, dar síntomas o complicaciones. Concretamente, puede obstruirse la vía urinaria y provocar cuadros infecciosos graves, afectar a la función renal llegando a provocar insuficiencia renal o generar un cuadro de afectación general que requiera el ingreso del paciente.

ENFERMEDADES CON MAYOR RIESGO DE LITIASIS RENALES

"Lo primero es diagnosticar el cálculo y ante cualquier síntoma, especialmente si tiene antecedentes familiares hacer las pruebas oportunas. Es muy útil la tomografía computerizada que se hace a baja dosis para preservar la seguridad del paciente. Con la localización de la litiasis debemos implementar un tratamiento eficaz quirúrgico o no, con el que dejar limpio de cálculos el riñón", ha dicho el doctor de la Unidad de Urología y Andrología del Hospital Ruber Internacional, Alberto Pérez-Lanzac.

Precisamente, este especialista, en colaboración con la responsable del Servicio de Análisis Clínicos del centro sanitario, Alicia Arriero, ha sido el que implementado el nuevo método para estudiar al paciente en profundidad y llegar a un diagnóstico certero de la causa de las litiasis.

Y es que, existen enfermedades que tienen un mayor riesgo de formación de litiasis renal como las alteraciones de la hormona paratiroidea, que provoca una subida de calcio en la sangre y en la orina favoreciendo la enfermedad; las alteraciones en la absorción de calcio en el intestino, como ocurre en las malabsorciones; o las acidosis renales que provocan alteraciones en el ph urinario que favorecen la precipitación de cristales.

"El estudio metabólico pretende descubrir estas y otras causas que contribuyeron a la formación del cálculo. Dentro de las pruebas a hacer al paciente está el análisis del cálculo, que se realizará mediante microscopía esteroscópica y el estudio de infrarrojos, técnicas ya contrastadas, que nos permite conocer cuáles han sido las circunstancias que han influido en la formación de las piedras. Con este nuevo estudio del cálculo seremos capaces de verlo como si fuera la corteza de un árbol y estudiar cuales fueron las causas que influyeron en su constitución y crecimiento desde que empezó a formarse", ha aseverado Pérez-Lanzac.

Finalmente, el experto ha recordado que responsabilidad de los urólogos llegar a su diagnóstico y tratarlas. "Una vez que el paciente se ha limpiado mediante cirugía o litotricia extracorpórea y con los resultados del estudio preventivo, instauraremos un tratamiento para evitar las recidivas que consistirá en medidas dietéticas, cambios en los hábitos de vida y fármacos ajustados a cada caso. Hay que tener en cuenta que un 50 por ciento de los enfermos formadores de litiasis tendrán una recidiva a lo largo de su vida y en muchos enfermos podremos evitarlo", ha zanjado.

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.