Pediatras hospitalarios destacan la importancia de la atención multidisciplinar en niños con enfermedad crónica compleja

Niño, pediatra, médico, consulta, anginas, vegetaciones
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / MANDICJOVAN
Publicado 08/06/2018 17:18:04CET

MADRID, 8 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Sociedad Española de Pediatría Hospitalaria (SEPHO), Juan José García, ha destacado que, debido a sus necesidades asistenciales, los niños con enfermedad crónica compleja deben ser atendidos por equipos multidisciplinares integrados por médicos, profesionales de la enfermería, psicólogos, fisioterapeutas, trabajadores sociales y cuidadores, que "favorezcan profundizar en el diagnóstico, abordaje y cuidados de los menores".

"Si estas necesidades no están atendidas adecuadamente derivarán de manera automática en una peor calidad de vida para el niño", asegura el doctor García, quien detalla que esta atención multidisciplinar en niños con patología crónica compleja "aún sigue siendo un desafío". "Los pediatras y otros especialistas sanitarios debemos evitar la segmentación y atender de forma adecuada e integral a los niños con este tipo de cronicidad", ha resaltado.

Esta es una de las conclusiones abordadas durante la celebración del 66 Congreso Nacional de la Asociación Española de Pediatría (AEP) y de la Reunión de la SEPHO, en cuyo marco los expertos asistentes han destacado la importancia del papel de un modelo de atención integral y multidisciplinar que cubra las necesidades y mejore la calidad de vida de estos pacientes y de sus familiares.

Según el presidente de la SEPHO, la patología crónica compleja, además de ser una enfermedad permanente, "reúne una serie de condiciones de difícil manejo". "Esta cronicidad suele darse en enfermedades asociadas a discapacidades o a grandes limitaciones funcionales sobre en las que en la actualidad, hay muy poca información y para las que apenas existen tratamientos específicos", ha lamentado.

En este sentido, otro de los "grandes retos" a los que se enfrenta la pediatría hospitalaria, según García, es la correcta transición de la información del paciente cuando este pasa de la edad pediátrica a la adulta. En su opinión, "este proceso no se limita a traspasar datos o información, sino que tiene que ser un acompañamiento del niño y la familia, que les permita realizar esa transición con éxito hacia la atención por parte del nuevo equipo, incluso con visitas conjuntas durante algún tiempo y con el acercamiento entre equipos asistenciales para una correcta coordinación".

Además, el presidente de esta Sociedad explica que no solo los pacientes sino también su entorno necesitan de este tipo de atención. "Los pediatras hospitalarios, en cooperación con otros profesionales sanitarios, no solo atendemos a los pacientes, sino que también nos ocupamos de las necesidades de sus familiares. Los padres precisan la máxima información y asesoramiento sobre la enfermedad de sus hijos. Por ello, la relación médico-paciente es tan relevante", ha afirmado.

El presidente de la SEPHO ha explicado que el pediatra hospitalario "es más que un profesional" que trabaja en un hospital, ya que, además, "integra, coordina y lidera la atención y cuidados del niño hospitalizado".

Sobre los retos de la profesión, ha apuntado al incremento de la supervivencia de niños con enfermedades graves, que en su opinión "ha supuesto un aumento de pacientes pediátricos con patologías crónicas complejas". "Esta situación provoca que los profesionales sanitarios encargados del manejo de estas enfermedades, para las que existe muy poca evidencia científica, tengan que adaptarse a nuevos desafíos para garantizar el cuidado óptimo de los pacientes pediátricos", ha concluido.