Encuesta de la OCU

Cáncer: pacientes y familiares creen que los médicos deben contar más con ellos

Avances en cáncer de pulmón
FLICKR
Actualizado 06/10/2016 17:41:15 CET

   MADRID, 6 Oct. (EUROPA PRESS) -

   La Organización de Consumidores (OCU) ha realizado una encuesta sobre el cáncer y su tratamiento a pacientes y familiares, y ha llegado a la conclusión de que en España no hay grandes problemas de acceso a los tratamientos contra el cáncer, pero que se debe mejorar en transparencia y, sobre todo, la información e involucración de los pacientes.

    De los encuestados, el 89 por ciento es partidarios de que médico y paciente discutan todas las posibles opciones de tratamiento. La OCU afirma que "ha detectado que esa información sobre la enfermedad y su tratamiento no siempre es la adecuada".

   Los resultados, que se publican en la revista 'OCU Salud' del mes de octubre-noviembre, se desprenden de entrevistas a 711 enfermos de cáncer y 1.860 familiares para conocer su experiencia en el tratamiento de esta enfermedad: información recibida sobre el tratamiento, posibilidades de elección, implicación en la toma de decisiones sobre el tratamiento, etc.

   Por otro lado, solo un 47 por ciento de los encuestados considera que ha obtenido una buena información que le permitió elegir el tratamiento adecuado; un 49 por ciento señala que recurrió a otras fuentes distintas a su médico para informarse; de ellos un 69 por ciento consultó a otro especialista, un 50 por ciento recurrió a Internet y un 24 por ciento consultó con otros enfermos para conocer su experiencia.

   En cuanto al perfil de los encuestados, el 40 por ciento de los enfermos de cáncer tiene entre 60 y 74 años. El 51 por ciento son mujeres frente al 49 por ciento de hombres. El cáncer de mama es el más habitual, un 22 por ciento de las encuestadas lo padecen. Le siguen el cáncer colorrectal (13%) y de pulmón (12). En el 61 por ciento de los casos la enfermedad se detectó en los primeros estadios, lo que facilita el tratamiento y aumenta las posibilidades de éxito.

   "El paciente tiene derecho a elegir el tratamiento y a que se le aplique el que se considere más adecuado contando con el consejo del médico tal y como recoge la carta de derechos europeos de los pacientes con cáncer", afirma. Sin embargo, añade, "en la práctica no siempre se cumple. Uno de cada cinco enfermos nunca o casi nunca ha participado en el proceso de decisión sobre su tratamiento".

   "La OCU se muestra preocupada por estos indicios de falta de accesibilidad a medicamentos esenciales, una situación que además puede ir a más en los próximos años si no se procede a una reforma en el sistema de innovación farmacéutica que responda a las necesidades reales de la población", opinan.

EL CÁNCER NO SOLO AFECTA A LA SALUD

   Más allá de los efectos de la enfermedad, un 12 por ciento de los encuestados manifestó sufrir dificultades económicas por los desplazamientos para recibir el tratamiento; un 11 por ciento por los cuidados y gastos domésticos relacionados con la enfermedad y un 7 por ciento por los costes del tratamiento.

   El desarrollo del tratamiento se lleva a cabo mayoritariamente en hospitales públicos (78%) frente al 15 por ciento que se realiza en centros privados y un 7% en centros concertados. La quimioterapia es el tratamiento más extendido (37%) seguido de la cirugía y la radioterapia (16%) y en menor medida de otros tratamientos como la terapia hormonal o la inmunoterapia. Un 4 por ciento siguió una medicación experimental, a pesar de que no siempre han demostrado mejores resultados que los tratamientos convencionales.

   Respecto a la financiación de los tratamientos el 98 por ciento de los encuestados cree que la Administración debe controlar el precio de los fármacos y contener su incremento, de forma que se tengan en cuenta su relación coste-eficacia, ya que muchos tratamientos nuevos son bastante caros, de forma que no se comprometa la sostenibilidad del sistema de salud.

   Finalmente, sobre el acceso a los tratamientos, aunque no se detectan grandes problemas, sí se atisban indicios preocupantes. Un 6% de los pacientes encuestados señala que padeció escasez o privación del medicamento prescrito y un 9% señala que no obtuvo el medicamento que según su médico era el mejor para tratar la enfermedad.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter