3 DE MARZO DÍA INTERNACIONAL DEL CUIDADO DEL OÍDO Y LA AUDICIÓN

Los otorrinolaringólogos ofrecen pruebas gratuitas para detectar pérdida auditiva en personas mayores

Publicado 27/02/2017 12:24:53CET

MADRID, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los otorrinolaringólogos ofrecen consultas gratuitas con recomendaciones específicas y audiometrías durante esta semana con motivo del Día Internacional del Cuidado del Oído y la Audición que se celebra este viernes.

La Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC), quiere concienciar sobre la importancia de la detección precoz de la presbiacusia en personas mayores.

Esta se trata de la pérdida de audición por envejecimiento que afecta al 70 por ciento de ellos a partir de los 70 años, según datos de la Comisión de Audiología de la SEORL. Las personas interesadas pueden consultar los especialistas que estarán disponibles para realizar las pruebas gratuitas en la web de la SEORL (www.seorl.net), siempre con cita previa.

La Comisión de Audiología de la SEORL-CCC está sensibilizada con la presbiacusia, y su detección precoz. Para ello ha iniciado esta campaña para "concienciar a la población a que consulte pronto para que el diagnóstico, el tratamiento y la amplificación con audífonos se realicen tempranamente y se consiga el doble objetivo de oír y entender la conversación", ha señalado la presidente de la misma, la doctora Mª José Lavilla.

PRUEBAS PARA DETECTAR LA PRESBIACUSIA

Durante la misma, distintos otorrinolaringólogos realizarán pruebas audiométricas utilizadas para calibrar o medir la audición en decibelios. "Las personas con presbiacusia presentan pérdida de audición en las frecuencias agudas, habitualmente a partir de 2.000 Hz", ha indicado. Además, se les realizará una audiometría verbal para ver qué es lo que entienden.

A la pérdida de audición que ocurre a medida que la persona envejece, se le llama presbiacusia. "Normalmente aparece de forma gradual, por lo que algunas personas no son conscientes inmediatamente del cambio, y consiste en una pérdida de las frecuencias agudas con conservación de las frecuencias graves", ha comentado la doctora Lavilla.

En las fases iniciales, esta pérdida es muy discreta, y es tan lenta y progresiva que, a veces, los pacientes no son conscientes de que oyen mal y suele ser la familia la primera que lo percibe y le lleva al especialista. "Conforme pasan los años, la pérdida va aumentando y se va extendiendo a frecuencias graves y medias, es entonces cuando el paciente se da cuenta, cuando el problema es mayor", ha señalado.

Si se mantiene durante años esta situación, limitará los resultados de la amplificación auditiva con audífonos, pues puede haber ya un deterioro cognitivo y una dificultad cerebral para entender a pesar de oír mejor.

"Por eso es importante que los familiares ayuden a estas personas a detectar el problema y las animen a acudir a la consulta del otorrinolaringólogo para que les oriente sobre la conveniencia de utilizar audífonos o incluso ponerse un implante coclear", ha finalizado la doctora Lavilla.

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter