Prevenir las fracturas por fragilidad

Osteoporosis: cuando los huesos se rinden

Osteoporosis, huesos
Foto: GETTY//LUIS AZEVEDO
Actualizado 18/08/2015 13:49:24 CET

MADRID, 16 Jun. (Infosalus) -

   La osteoporosis es una enfermedad que afecta al esqueleto, vuelve el hueso más frágil y aumenta el riesgo de fractura, con todo lo que ello conlleva en la disminución de la calidad de vida de la persona que la sufre y del coste para el sistema sanitario.

   OSTEOPOROSIS

   Según explica a Infosalus el doctor José Carlos Bastida, responsable del Área de Aparato Locomotor de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), esta enfermedad de los huesos tiene un gran peso sobre la salud ya que la osteoporosis afecta al 17% de la población frente a otras enfermedades crónicas como la diabetes, que afecta a entre el 10% y el 12%, o la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC).

   "Una de cada cuatro mujeres mayores de 50 años sufre una fractura vertebral y cada año se producen alrededor de 60.000 fracturas de cadera. Dos de cada diez personas que sufren una fractura de cadera mueren en el primer año siguiente y el 80% queda con una discapacidad importante tras la fractura", apunta el médico de familia.

   Y a pesar de ello, Bastida señala que los médicos no dan la importancia que merece a los riesgos derivados de la osteoporosis. Las fracturas de vértebra suelen ser acuñamientos vertebrales por osteoporosis que pasan desapercibidos y que se derivan de una baja calidad del hueso y que se advierten que el esqueleto se va a volver a romper.

   "Cuando tenemos un paciente con riesgo vascular tomamos medidas para que en los cinco o diez años próximos no se produzca un ictus o infarto sin embargo no hacemos lo mismo en cuanto al riesgo de fractura en los siguientes años", afirma el doctor Bastida.

   Una cifosis, una pérdida de altura, de más de 3 centímetros indica que existen fracturas de aplastamiento del hueso que se han podido producir tras un estiramiento o sólo al agacharse debido a la fragilidad del hueso. En un esqueleto frágil estas acciones simples pueden originar una fractura que pasa desapercibida tras un dolor de espalda. Si se rompe una vértebra se multiplica el riesgo por cinco de que se produzcan otras fracturas.

FACTORES DE RIESGO DE LA OSTEOPOROSIS

   El doctor Bastida apunta a Infosalus los principales factores de riesgo asociados a la osteoporosis:

* Es una patología ligada a la edad y que influye en la disminución de la calidad de vida. A partir de los 65 años el riesgo se multiplica por dos con cada década.

* Sexo: las mujeres por deprivación estrogénica tienen una pérdida de masa ósea más rápida en los 10 siguientes años a la menopausia.

* Antecedentes familiares de fractura a partir de los 50 años por fragilidad: cuando existe osteoporosis, una caída sin más altura que la existente cuando estamos de pie es capaz de romper el hueso enfermo. Si no existe una enfermedad que lo explique se debe a la mala calidad del hueso.

* Baja masa ósea por osteopenia, porque ya existe una densidad de masa menor de la adecuada.

* Fármacos que aceleran la pérdida de masa ósea como: antitumorales, antidepresivos, protectores de estómago como el omeoprazol, corticoides (por encima de los 7,5 mg diarios más de tres meses) o anticoagulantes.

* Enfermedades que contribuyen a la pérdida de masa ósea: diabetes insulinodependiente, EPOC, artritis reumatoide, trasplantes o cáncer.

  El sedentarismo, los malos hábitos, el hipogonadismo o la menopausia precoz también contribuyen a la osteoporosis, que se detecta con facilidad a través de densitometría ósea, radiografía de columna y tras la exploración y la entrevista clínica.

¿SE PUEDEN PREVENIR OSTEOPOROSIS Y FRACTURAS?

   Hasta la tercera década de nuestra vida vamos aumentando en densidad ósea y tras ello hasta los 40 o 50 años ni ganamos ni perdemos pero tras los 50 años empezamos a perder masa ósea y si tenemos un hueso de baja calidad tenemos más riesgo de osteoporosis.

   "Hay que llegar a los 30 años con una buena nutrición y luego mantener la práctica de ejercicio y buenos hábitos como andar, bailar, tai-chí, y en definitiva mover los huesos para no perder tanta masa y tener más fuerza muscular para prevenir caídas, ya que sin caída no hay fractura", comenta el doctor Bastida.

   Cuando ya hay una osteoporosis establecida hay que poner tratamientos como fármacos que han mostrado evidencia para proteger unos huesos determinados y que este tratamiento pueda ser individualizado. Entre los fármacos se encuentran los que luchan contra la destrucción de hueso y los formadores de hueso, así como los que actúan de forma mixta.

   Además, hay que proporcionar una ingesta adecuada de calcio y vitamina D. Se deben asegurar los 1.200 mg diarios de calcio procedentes de verduras, lácteos y una alimentación variada y equilibrada. La media en España de ingesta de calcio es de 500-600 mg al día, en estos casos hay que suplementar con calcio externo.

   "En España existe además un déficit general de vitamina D, cuyas causas más allá de la dieta se desconocen. La vitamina D actúa sobre el metabolismo óseo pero también fortalece el equilibrio y la masa muscular y está implicada en enfermedades autoinmunes, diabetes y obesidad", comenta el doctor Bastida.

   Necesitamos 800 unidades internacionales diarias. Hay que tomar vitamina D extra y como de los alimentos es muy difícil de obtener y los suplementos son baratos y fáciles de tomar hay que optar por ellos.

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.