Ópticos de la Fundación Cione Ruta de la Luz ayuda a niños con albinismo en Tanzania

Albina, gafas
CEDIDA POR JAVIER BRAVO
Publicado 09/02/2018 13:07:30CET

MADRID, 9 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Fundación Ruta de la Luz ha enviado a los ópticos-optometristas Arturo Casas, Marisa Galdón y Beatriz Jiménez, al Centro Protectorado de Kabanga, Tanzania, para ayudar a niños con albinismo contribuir a mejorar su calidad de vida, marcada desde sus comienzos por ataques y exclusión.

"La población de albinos de Kabanga es una maravillosa oportunidad para intentar mitigar los problemas visuales de este colectivo a nivel mundial, e incluso para profundizar en el conocimiento del albinismo para ayudar a más personas con esta condición", ha señalado la especialista Beatriz Jimenez.

Así en diez días de trabajo, los ópticos han revisado a todos los niños y niñas del centro, así como de sus cuidadores, profesores y menores de los colegios aledaños. Han practicado un total de 443 exámenes visuales.

Los principales problemas que se han encontrado los ópticos son los asociados a su condición genética como es el anormal desarrollo de partes del ojo, como la fóbea o la retina.

Además, sufren fotofobia intensa y crónica porque "el iris no está completamente pigmentado, de agudeza visual muy baja o baja visión, de estrabismo y nistagmus", explican desde la entidad.

A estas patologías se añaden defectos refractivos, como hipermetropía, miopía o astigmatismo, que se encuentran habitualmente en cualquier población.

De forma adicional, se han encontrado problemas habituales colaterales de infección por entropión (pestañas que crecen hacia dentro y que con el movimiento causan irritación).

De igual modo, debido a la alta cantidad de polvo y alta exposición, también advirtieron casos severos de conjuntivitis. Por todo esto, también se llevaron a cabo formaciones en cuanto al cuidado y lavado ocular, para prevenir así los casos de conjuntivitis y tracoma.

En contexto, en este centro, localizado en la región de Kigoma, conviven 107 niños con albinismo y otros 170 menores con discapacidades físicas, psíquicas y con deficiencias visuales y auditivas.

"Centros como éste en los que conviven niños albinos con niños que no lo son, hacen que crezcan en una educación de igual a igual. Así, puede que, con el tiempo, se consigan destruir los estigmas sociales que hay desde hace tantos años y que han provocado ya tantas muertes", ha comentado la responsable de la Fundación Ruta de la Luz, Sara Calero.

Por todo ello, Carl ZEISS Vision España ha contribuido con la aportación de lupas especiales que ayudarán a que los menores, sobre todo de secundaria, puedan seguir las clases con normalidad.

La Fundación se encargará de que cada niño y niña tenga su gafa graduada y adaptada a sus necesidades "de manera gratuita y así hacer que la vida de las personas que ayudan sea un poquito mejor".