Quieren salvar a 2 millones de niños al año de la muerte

OMS y UNICEF lanzan un ambicioso plan contra la neumonía y diarrea

Actualizado 12/04/2013 14:24:15 CET
Campaña Vacunación Para Niños Africanos
Foto: SANOFI PASTEUR-UNICEF

MADRID, 12 Abr. (EUROPA PRESS) -

   La Organización Mundial de la Salud (OMS) y UNICEF han anunciado un Plan Integral de Acción Mundial para la Prevención y Control de la Neumonía y la Diarrea (GAPPD), que tiene como objetivo potencial  salvar a 2 millones de niños al año de la muerte causada por estas enfermedades víricas.

   El Plan propone un enfoque coherente para acabar con neumonía prevenibles y las muertes por diarrea. Reúne a los servicios críticos y las intervenciones para crear ambientes saludables, promueve prácticas conocidas para proteger a los niños contra las enfermedades y se asegura de que todos los niños tengan acceso a la prevención probadas e idóneas y medidas de tratamiento.

   "Se trata de una cuestión de equidad. Los niños pobres en países de bajos ingresos tienen  mayor riesgo de muerte por neumonía o la diarrea, pero muchas menos probabilidades para acceder a las intervenciones que necesitan", ha señalado Mickey Chopra, jefe global de los programas de salud de UNICEF.

   La directora de salud la Madre, del Recién Nacido, Niño y del Adolescente de la OMS, Elizabeth Mason, ha defendido esta estrategia en paralelo, convencida de que el sentido común puede llevar a la integración de estas estrategias de un modo más cercano y, así, alcanzar las metas establecidas.

   Ambas organizaciones han pedido una mayor integración de los esfuerzos de prevención y tratamiento de estas dos enfermedades y fija objetivos ambiciosos para reducir las tasas de mortalidad y elevar los niveles de acceso de los niños a las intervenciones que salvan vidas.

   En concreto se pretende hacer un llamamiento a los gobiernos y otras partes interesadas para dar prioridad a la inversión en los grupos de población más pobres del acceso a servicios para prevenir y tratar la neumonía y la diarrea; siendo clave que estos esfuerzos sean sostenibles en el largo plazo.

   Actualmente, casi el 90 por ciento de las muertes por neumonía y diarrea en los niños que actualmente se producen en el África subsahariana y Asia meridional.

UN PLAN AMBICIOSO

   El plan establece objetivos claros para que en 2025 se consiga una reducción del 75% en la incidencia de neumonía y diarrea severa con respecto a los niveles de 2010 entre niños menores de cinco años, y la virtual eliminación de las muertes de ambas enfermedades en el mismo grupo de edad. También se propone una reducción del 40% en el número mundial de niños menores de cinco años que sufren retraso del crecimiento.

   Los objetivos de este plan son más ambiciosos que anteriores iniciativas, ya que se requiere que el 90 por ciento de todos los niños tenga acceso a los antibióticos para la neumonía y las sales de rehidratación oral para la diarrea, cuando los niveles actuales de se encuentran en el 31 y 35 por ciento, respectivamente; en cuanto a la introducción de nuevas vacunas contra el neumococo y el rotavirus, su objetivo es el 90 por ciento de cobertura en 2025.

   Del mismo modo, se incluye que al menos la mitad de todos los niños menores de seis meses deben recibir lactancia materna exclusiva, un dato relativamente alto si se tiene en cuenta que los niveles de 2012 llegan sólo al 39 por ciento; además, se debe asegurar que todos los niños tengan acceso a mejores servicios de saneamiento y agua potable, entre 63 y 89%, respectivamente.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter