La OMS plantea nuevas formas para frenar la reproducción del mosquito del Zika

El riesgo por el virus Zika en España es mínimo
EUROPAPRESS
Publicado 16/02/2016 18:57:28CET

   LONDRES, 16 Feb. (Reuters/EP) -

   La Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que los países afectados por el virus Zika deben tener en cuenta nuevas estrategias para combatir a los mosquitos que transmiten ésta y otras enfermedades, en lugar de optar por tenerlos controlados con insecticidas, y apuntan a la liberación de insectos o bacterias que frenen su reproducción.

   "Dada la magnitud de la crisis, la OMS anima a los países afectados a impulsar nuevos y viejos enfoques para mantener a raya a los mosquitos", ha destacado este organismo de Naciones Unidas, que ha presentado este martes una nueva estrategia global para guiar la respuesta internacional frente a la propagación de esta infección.

   El riesgo de que el Zika pueda causar microcefalia fetal si un mosquito transmite el virus a mujeres embarazadas no está todavía confirmado pero, de ser así, advierte la OMS, "las consecuencias humanas y sociales para los más de 30 países con casos serán impresionantes".

   Por ello, defienden que la estrategia para controlar las infecciones debe pasar por acabar con los mosquitos responsables de transmitir el virus a humanos, ya que además son los mismos insectos que propagan otras enfermedades transmitidas por vectores como el dengue o el Chikungunya.

   Una de las medidas propuestas es la liberación de mosquitos macho de la especie 'Aedes aegypti', que es el que transmite el virus, modificados genéticamente para que su descendencia muera antes de llegar a la edad adulta y pueda reproducirse.

   La OMS ha informado de que su Grupo Asesor de control vectorial ha recomendado nuevas pruebas de campo de esta técnica, desarrollada por Oxitec, filial británica de Intrexon, tras los resultados prometedores que ha dado esta estrategia en Islas Caimán.

   Otra opción consiste en la liberación masiva de insectos macho esterilizados con dosis bajas de radiación, una estrategia que el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) ya ha utilizado para el control de la mosca tsé-tsé en algunas regiones de África.

INUTILIZAR LOS HUEVOS DE ESTOS MOSQUITOS

   Y un enfoque alternativo podría ser utilizar la bacteria 'Wolbachia', que no infecta a humanos e inutiliza los huevos que ponen las hembras que se reproducen con mosquitos macho portadores de dicha bacteria. Una estrategia que ya ha demostrado su eficacia para frenar la transmisión del dengue y que se probará próximamente a gran escala, según la OMS.

   Este organismo de Naciones Unidas reconoce que todavía se sabe muy poco del virus Zika y hasta dentro de unas semanas no se podrá confirmar si realmente está relacionado con el aumento de casos de microcefalia fetal que se ha observado en muchos países de riesgo, como Brasil o Colombia.

   Asimismo, recuerda que de momento no existe un tratamiento específico contra el Zika y habrá que esperar al menos 18 meses para que las primeras vacunas puedan probarse en ensayos clínicos a gran escala.