Una nueva técnica facilita el tratamiento que reduce el riesgo de ictus e infarto en arteriosclerosis

Publicado 20/04/2018 14:55:19CET

MADRID, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

El estrechamiento de los vasos sanguíneos que produce la arteriosclerosis, o aterosclerosis, aparece cuando las grasas, los glóbulos blancos, el tejido conjuntivo y el calcio se depositan en las paredes de los mismos. Como consecuencia de este estrechamiento, la sangre que pasa por ellos no fluye con normalidad, se reduce el flujo sanguíneo y aumenta el riesgo de sufrir, por ejemplo, un infarto o un ictus.

La colocación de stents, pequeñas estructuras metálicas con forma de cilindro, en los vasos obstruidos es el principal tratamiento para esta enfermedad, permitiendo mejorar el flujo sanguíneo que circula con dificultad debido al desarrollo de la arteriosclerosis. Sin embargo, la calcificación de las placas de ateroma dificulta el proceso de colocación de stents e incrementa el riesgo de rotura de los vasos durante la intervención.

Por estos inconvenientes, desde la Unidad de Hemodinámica del Hospital Vithas Nisa 9 de Octubre, el doctor Alberto Berenguer ha comenzado a utilizar una novedosa técnica que consigue limar las placas calcificadas de ateroma, facilitando y añadiendo seguridad a la posterior colocación de stents.

La ateroctomía rotacional, que así se llama esta técnica de intervencionismo coronario, tiene la finalidad de eliminar los componentes más duros y rígidos de las placas coronarias, y de esta manera facilitar el avance, posicionamiento y expansión adecuada de los stents.

"Cuando una lesión coronaria está muy calcificada el avance de dispositivos de dilatación como lo stents puede estar seriamente comprometido, al igual que la dilatación eficaz de la lesión", según explica el propio doctor.

De esta forma, advierte, la colocación de stents con dispositivos convencionales puede ser "imposible, o consumir excesivos recursos o directamente comprometer la seguridad del procedimiento al haber riesgo alto de disección, oclusión o rotura coronaria; y frecuentemente un implante del stent que no alcanza las condiciones deseables".

Ahora, Berenguer asegura que con esta nueva técnica se podrán realizar implants de stents sobre lesiones muy calcificadas de forma "fiable, reproducible y segura".

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.